Fondos

La Reserva Federal marca el rumbo de los mercados

La rentabilidad media de los fondos autorizados para la venta en España experimentó una ligera subida la semana pasada, de 2,23% a 2,37%. Esta evolución refleja el comportamiento dubitativo de los mercados de renta fija y variable tras haber experimentado fuertes revalorizaciones los primeros e interpretar de manera negativa las afirmaciones de la Reserva Federal los segundos.

En efecto, la deuda pública estadounidense tuvo una reacción inicial bajista tras la emisión, el miércoles, por parte de la autoridad monetaria norteamericana de un comunicado en el que no aparecían las palabras 'por un periodo considerable', interpretadas por todo el mundo desde hace meses como la insinuación que la Reserva Federal estaba haciendo a los mercados de que mantendría el tipo de interés del interbancario en su nivel actual por muchos meses más.

En el texto del último comunicado se incluye otra palabra que también se está analizando de manera minuciosa: 'paciente'. La Reserva Federal tiene la intención de ser 'paciente' antes de tomar la decisión de efectuar ningún cambio en la política monetaria acomodaticia que ha venido llevando a cabo durante los últimos años.

El Nasdaq, con problemas para crecer al acercarse a los 2.200 puntos

La reacción negativa se hizo sentir en los mercados de renta variable también, con caídas en los índices de las Bolsas estadounidense, europeas y asiáticas. Entre las primeras, la más negativamente afectada fue el Nasdaq, cuyo índice más importante, el Nasdaq Composite (formado por unas 3.300 empresas) cayó a lo largo de varios días seguidos, mostrando así las dificultades que experimenta para seguir subiendo una vez se acerca al nivel de 2.200, donde alcanzaría un 100% de revalorización desde su mínimo de hace 16 meses.

Los fondos de renta variable que invierten en Asia Pacífico subieron algo en rentabilidad media, probablemente porque aún no reflejan la debilidad que estos últimos días han tenido las Bolsas de esa parte del mundo, causada por la ansiedad y preocupación que allí ha creado el brote de la gripe del pollo. Las Bolsas asiáticas estuvieron toda la semana influidas negativamente por las malas noticias que procedían de Tailandia y China, así como por la caída de los índices en EE UU. Por si eso fuera poco, la publicación de resultados de Sony fue acogida con mucho escepticismo en la Bolsa de Tokio, pues aunque estaban en línea con lo esperado, suscitaron las dudas sobre su rentabilidad en el largo plazo.

Los fondos de renta variable latinoamericana también tuvieron una ligera subida de su rentabilidad media, si bien hacia finales de semana la Bolsa de Brasil sufría una fuerte caída y crecía la preocupación por las advertencias que el banco central hacía sobre la evolución futura de la inflación, algo que le llevaba a interrumpir la serie de reducciones de tipos de interés que ha estado aplicando a lo largo de los últimos ocho meses.

Los fondos de renta variable española subían en rentabilidad un 0,76% sin reflejar aún el retroceso de la Bolsa que, para el conjunto de la semana, tenía un movimiento lateral.