Adquisición

El BBVA lanza una opa para hacerse con el 40% que no controla de Bancomer

El BBVA ha lanzado un opa para adquirir la totalidad del mexicano Bancomer, del que ya ostenta un 59,4%. La oferta asciende a 12 pesos por acción, hasta sumar un coste total de 3.300 millones, con una prima del 13,7%. Además, la entidad española ha anunciado que en 2003 ganó un 29,5% más merced a los extraordinarios. El consejo de administración ha aceptado también la dimisión de Gregorio Marañón, el más veterano del órgano de dirección del banco.

El BBVA ha lanzado hoy una oferta pública de adquisición para adquirir el 40,6% de las acciones que aún no posee del mexicano Bancomer. La entidad española, que ya detenta el 59,4% restante, ofrece 12 pesos mexicanos por acción en efectivo, lo que representa una prima del 13,7% sobre el cierre del viernes. En total, el coste de la operación asciende a 3.300 millones de euros.

Con esta oferta, el BBVA pretende hacerse con el control completo del primer grupo financiero mexicano, líder en la práctica totalidad de los negocios en los que opera, y es también primero en el negocio bancario de Latinoamérica. BBVA Bancomer tiene una excelente posición competitiva para aprovechar el potencial de desarrollo de la economía y del negocio bancario mexicanos, según señala la entidad en su comunicado. La operación generará valor para los accionistas de BBVA, incrementando el cash BPA de BBVA en más de un 5% desde el primer año. Al mismo tiempo, representa una oferta atractiva para los accionistas minoritarios del banco mexicano.

2.227 millones de beneficio

BBVA 5,18 2,76%

Además, el BBVA ha anunciado hoy que en 2003 mejoró su beneficio un 29,5% hasta 2.227 millones, tras haber realizado en el ejercicio previo fuertes saneamientos extraordinarios. Las cifras se encuentran en línea con las previsiones, que auguraban ganancias de 2.230 millones.

El banco tenía un objetivo para el año: un atribuible de 2.150 millones de euros, aunque ya tras los resultados de septiembre se apuntó un resultado anual superior a las estimaciones. El margen de intermediación bajó no obstante un 13,7% a 6.741 millones, mientras el margen de explotación cayó un 12,2% a 4.895.

Durante la presentación de resultados, Francisco González, presidente de la entidad bancaria, se ha declarado "contento" con la oferta presentada sobre Bancomer, pero "no satisfecho" con el tamaño que alcanzará el grupo tras la compra, porque aspira a seguir creciendo. González ha limitado sus declaraciones, ya que el banco ha decidido "que no va a hacer más comentarios a futuro, excepto anunciar las operaciones en el momento en el que las vaya haciendo".

Las filiales americanas, un 2,8% menos

El grupo obtuvo en 2003 un beneficio neto atribuido de sus filiales y sociedades participadas en América de 715 millones, lo que representa un 2,8% menos que en 2002, debido fundamentalmente a la depreciación del dólar y de las divisas latinoamericanas. El consejero delegado del banco, José Ignacio Goirigolzarri, destacó durante la presentación de resultados la buena evolución de los negocios en América y añadió que la zona termina el año con una "velocidad de crucero muy importante, que nos hace estar muy satisfechos con 2003 y muy optimistas con 2004".

No obstante y debido a las citadas depreciaciones, la cuenta de resultados del grupo en América pone de manifiesto recortes en todos los márgenes, que van desde el 17,7% del margen de intermediación, hasta el 12,1% en el margen de explotación. El consejero delegado también destacó durante la presentación de resultados la mejora del ratio de eficiencia de las filiales americanas, que se situó en el 44,1%, frente al 46% de 2002. En cuanto a México, Goirigolzarri destacó la forma "notable" a la que está creciendo la actividad del banco en ese país, que ha aportado al beneficio atribuido del grupo 406 millones de euros, un 7% menos que en 2002.

Salida de Marañón

Por su parte, el Consejo de Administración de BBVA ha aceptado la dimisión de Gregorio Marañón Beltrán de Lis, el consejero más veterano de la entidad. Gregorio Marañón se incorporó al máximo órgano de gobierno de la compañía hace diez años, al comienzo de la privatización de Argentaria, cuando el grupo estaba presidido por Francisco Luzón. El consejo de BBVA sufre así su tercera baja en el último año, tras la renuncia en julio de Jesús María Cainzos y la más reciente de Jaume Tomás, y queda reducido a 13 miembros.

Standard & Poor's confirma los ratings

La agencia de calificación Standard & Poor's ha confirmado el rating "AA-" a largo plazo de BBVA y "A-1+" a corto plazo, con perspectiva estable, tras la publicación de los resultados del ejercicio 2003. Además, la agencia señala que la opa que lanzará sobre el 40,6% de Bancomer le permitirá beneficiarse totalmente del previsto incremento de beneficios de su filial mexicana. Con esta operación, BBVA aumentará su exposición a los mercados emergentes, que se centra básicamente en México, con el 75% del total, mientras que un "modesto" 13% se concentra en aquellos países con mayor riesgo especulativo.