Beneficios

La filial chilena de Telefónica vuelve a beneficios tras una profunda reestructuración

La filial chilena de Telefónica, CTC, ha vuelto a beneficios tanto en el cuarto trimestre como en el acumulado del año. Y lo ha hecho tras una profunda reorganización, en la que ha recortado deuda para reducir el pago de intereses, se ha desprendido de negocios no estratégicos y ha ajustado la plantilla.

Así, CTC ha cerrado el año con unos beneficios de 10.100 millones de pesos (unos 13,6 millones de euros al tipo de cambio actual), frente a las pérdidas de 17.900 millones de pesos del ejercicio anterior. Estos resultados, sin embargo, no ocultan el complicado entorno de las telecomunicaciones en Chile, por la competencia y las complicaciones con las tarifas. Pese a los beneficios netos, la facturación ha caído un 6,54% con respecto a 2002.

Para este año, la polémica con las tarifas reguladas tendrá un episodio más. Tras tensas negociaciones, el regulador de las telecomunicaciones ha decretado una rebaja del 26,5% en los precios de acceso de móvil, una tarifa que supone un tercio de los ingresos de las operadoras. Estos nuevos precios tendrán una vigencia de cinco años y harán más difícil la consecución de los objetivos económicos para el ejercicio. Hay que recordar que fue un cambio tarifario en 1999 el que complicó la situación de la telefonía del país.

TELEFÓNICA 7,18 -0,61%