_
_
_
_
_
CincoSentidos

Cuando el empleado no es honesto

Aunque la idea de un empleado de banca desviando grandes sumas de dinero desde la cuenta de un cliente a la suya propia parezca propia de la ficción, las entidades quieren estar aseguradas contra esa posibilidad.

'No existe casi ninguna entidad que se atreva a operar en el mercado sin una protección de estas características', asegura Jorge Chao, del departamento de suscripción de Chubb Insurance Company, una de las compañías que distribuye este tipo de productos en España. También lo ofrece Marsh & McLennan, que además lo diseña y ofrece asesoramiento a otras compañías como AIG, ACE o Zurich.

La Póliza Integral Bancaria (Bankers Blanket Bond, según su nombre inglés), que es como se denomina este seguro, cubre las pérdidas financieras directas que puedan sufrir los bancos, las cajas de ahorro, las agencias y sociedades de valores, las aseguradoras, los fondos de inversión y de pensiones por hurtos de sus empleados.

Este seguro, conocido como de 'infidelidad de empleados', no cubre los pequeños hurtos que se pueden llegar a dar con cierta frecuencia. 'Más que la frecuencia, la póliza cubre la severidad de la sustracción, es decir, aquellos robos que pueden llegar a dañar la cuenta de resultados de la entidad', explica Chao.

La compra de participaciones de fondos de inversión, la introducción de órdenes bursátiles de venta falsas para transferirlas a un tercero o la obtención de préstamos con cargo a bienes que no ofrecen garantía a la entidad son algunos de los actos que podría cubrir este seguro. En el caso de Chubb, la franquicia mínima de la póliza es de 150.000 euros, aunque puede elevarse hasta 500.000 y 600.000 euros. 'En exceso operaría el límite de la póliza que en las entidades pequeñas puede llegar a los 2,5-3 millones de euros y en las grandes hasta los 12 millones'.

¿El perfil del empleado deshonesto? 'Es una cuestión sociológica y de oportunidad y ocurre en todos los niveles, desde el cajero hasta las direcciones intermedias', explica Chao, quien reconoce que el éxito del producto radica en su discrecionalidad y confidencialidad.

Vacunados contra las falsificaciones

La infidelidad de los empleados no es la única cobertura que suelen ofrecer las aseguradoras que, como Chubb, ofrecen este tipo de seguros especializados.Marsh & McLennan, que asesora y diseña coberturas específicas para las entidades, recomienda otro tipo de seguros contra empleados deshonestos, según María del Carmen Laguarda, responsable de riesgos bancarios de esta entidad. 'En función del tamaño y la actividad de la entidad, así como de la franquicia que está dispuesto a asumir, podrían interesarle coberturas como la del crimen informático, la de falsificaciones de firmas, pérdida de bienes o aquellas derivadas de valores inmobiliarios'.

Archivado En

_
_