Software

Microsoft pierde contratos por culpa de Linux

El gigante del software Microsoft ha perdido en los últimos meses más contratos a largo plazo de lo que los analistas habían predicho, y ello por culpa de los problemas de seguridad achacados a sus productos y por el empuje del sistema operativo Linux.

El valor de los contratos de este tipo que tenía firmados la compañía ha caído 395 millones de dólares, pasando de los 8.250 millones en septiembre a los 7.850 millones en diciembre, según datos de la propia empresa.

Según algunos analistas, el descenso podría continuar y dañar los ingresos futuros de la firma, a menos que erradique los agujeros de seguridad de sus soluciones y detenga el avance de Linux.

Las ventas de este sistema operativo están creciendo más rápidamente que el popular Windows. Y la falta de seguridad de los productos de Bill Gates está empujando a algunos clientes a inclinarse hacia la compra de Linux.

'El software de Microsoft ha resultado necesitar un extremadamente alto mantenimiento en términos de seguridad', afirma Rock Regan, un portavoz del Gobierno del Estado de Connetticut. 'La cantidad de tiempo que lleva reponer los agujeros es extremadamente intensivo y no podemos permitirnos tener personas dedicadas sólo a parchear el software'.

Para ganar nuevos pedidos o renovar los que ya tiene, la compañía de Bill Gates necesita, según los inversores, asegurar a los clientes que Windows es seguro frente a los virus informáticos y que va a dar una respuesta al reto que plantea Linux. Steve Ballmer, presidente de Microsoft, ha tomado la seguridad como su principal reto y hace unos meses ofreció cinco millones de recompensa para detener a los hackers y ha prometido una actualización gratis de Windows que bloqueará mejor a los virus.

Bill Gates anunció ayer en Davos que contribuirá con una ayuda de 1.000 millones a iniciativas del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) de países pobres durante cinco años.