'Teleco'

Intel anuncia Wimax, una nueva tecnología de acceso a la red

La tecnología de acceso vía radio bautizada como Wimax está llamada a llegar donde no lo hacen el cable o las líneas ADSL. A su favor juega que el operador no precisa abrir zanjas ni desplegar cableado. Basta con que instale una estación base o antena -su área de cobertura es de 50 kilómetros con línea de visión directa- para ofrecer una velocidad de transmisión que podría llegar hasta 70 megabits por segundo (mbps).

Los usuarios -empresas y hogares- tendrán que contar con un pequeño panel receptor en sus fachadas o tejados, y con un router junto al ordenador personal. En una segunda fase el citado receptor estará dentro del inmueble. Y, finalmente, será el propio PC quien reciba la señal, eliminando antenas externas. Intel se ocupa en la actualidad de la creación de un microprocesador que equipará tanto a los equipos de las estaciones base como a los router.

Fase piloto

Los impulsores de la tecnología Wimax, basada en el estándar 802.16e, estiman que puede ser determinante para acercar la red a los países en vías de desarrollo. Su comercialización podría comenzar, si se cumplen los plazos estimados, en el mes de mayo.

El pasado miércoles el subdirector general de Intel, Shawn Maloney, aprovechó la celebración de la conferencia anual de la Asociación de Comunicaciones Inalámbricas para explicar el interés de la industria de telecomunicaciones de todo el mundo por Wimax. La intención de numerosos proveedores de acceso, según el directivo, es complementar sus tradicionales ofertas de banda ancha.

Distintas fuentes coinciden al apreciar que Wimax puede competir en precio con ADSL doblando sus cualidades técnicas. Durante el periodo de pruebas, Intel se está apoyando en distintos operadores de telecomunicaciones. Entre ellos está desde hace medio año el proveedor español de LMDS (acceso vía radio de banda ancha) Iberbanda. Y completan la nómina de colaboradores la brasileña Neotec, MVS Net (México), BT y UK Broadband (Reino Unido), PCCW (Hong Kong) y Reliance Infocomm (de India).

Andalucía y Cataluña, pioneras

En Andalucía y Cataluña ya han comenzado el despliegue de estaciones que utilizan una tecnología previa a Wimax. Iberbanda ha ganado los concursos convocados por la Junta y la Generalitat en los que se buscaba un proveedor de Internet para zonas rurales. En el caso de Andalucía, la banda ancha llegará a más de 500 municipios, en los que hay un millón de personas y 40.000 empresas. Las estaciones base cubren 30 kilómetros con línea de visión directa y 10 kilómetros con línea de visión no directa. Actualmente, la alternativa que supone LMDS ofrece un área de cobertura que no supera los siete kilómetros.

Iberbanda también ha llevado esta solución hasta Lleida y comenzará la próxima semana en Tarragona. La compañía asegura que su oferta llegará a una velocidad de conexión de 4 megabits por segundo y proveerá el servicio a precios similares a los de ADSL.