Resultados

Citigroup gana un 17% en 2003 y duplica beneficios en el último trimestre

Citigroup, el primer grupo financiero del mundo, ha registrado un beneficio neto récord de 14.280 millones de euros en 2003, lo que supone un incremento del 17% con respecto al año anterior. En los resultados del cuarto trimestre de 2003 la entidad ha incluido una provisión de 193,6 millones de euros por su exposición al caso Parmalat.

En el último trimestre la entidad obtuvo un beneficio neto de 3.808 millones de euros, un incremento del 96% en comparación con el mismo periodo del año anterior, en el que se incluyó una provisión de 1.040 millones de euros para resolver las demandas de los reguladores y pleitos civiles que lastraron su ejercicio anterior.

"Los resultados récord de 2003 ejemplifican el poder de nuestro negocio y la fuerza de nuestro extraordinario modelo. Hicimos más, para más clientes y en más lugares que cualquier otra compañía de servicios financieros, y entramos en 2004 en una excelente posición de negocio", ha afirmado el director general de Citigroup, Charles Prince.

La división de venta minorista incrementó su beneficio un 17% a lo largo de 2003, hasta 7.718 millones de euros, mientras que la de banca de inversión y servicios a grandes empresas ascendió un 71%, debido principalmente a los 260 millones de euros de pérdidas en el cuarto trimestre de 2002, a causa, principalmente, de los costes judiciales.

Los servicios a clientes particulares crecieron un 39% en el cuarto trimestre, hasta 189,6 millones de euros, pero a lo largo del año registraron una caída del 3%, hasta 622.4 millones de euros.

Norteamérica fue la región con mejores resultados, ya que incrementó un 33% su beneficio neto, hasta 8.920 millones de euros, seguida por México, con un aumento del 20%, hasta 1.161 millones de euros.

El banco estadounidense también ha destacado el retorno a beneficios de Latinoamérica, que alcanzó los 516 millones de euros de beneficio neto frente a las pérdidas de 53,6 millones de euros en 2002, y el fuerte descenso de Japón, del 33%, donde el beneficio neto cayó hasta los 593,6 millones de euros.