Cierre

Autotex cierra su planta de Barcelona, en la que trabajan 173 personas

La dirección de la empresa Autotex, en la que trabajan 173 personas, anunció ayer a sus empleados el cierre de la fábrica de Vacarisses (Barcelona). La compañía trasladará su producción a una nueva planta en la República Checa porque la mano de obra es allí más barata.

Según la dirección de Autotex, empresa dedicada a la fabricación de airbags y tapicerías para automóviles, la decisión es consecuencia de la 'grave crisis' que sufren los dos sectores en los que se encuentra inmersa, el textil y el de componentes de automoción.

En un comunicado, la dirección de Autotex indicó que la fábrica de Vacarisses 'no es competitiva porque el coste de la mano de obra es un 87% superior al de las plantas de la competencia' y aseguró que en los últimos tres años ha registrado unas pérdidas cercanas a los 7,6 millones de euros.

'Las crisis de ambos sectores han provocado un fuerte descenso de los precios, mientras que los costes en Europa occidental han aumentado', afirmó la dirección.

El anuncio de Autotex coincide con los cierres de las factorías de la multinacional coreana Samsung y la holandesa Philips en Barcelona.