CincoSentidos

Cómo iniciar una colección de arte

Hola Soledad, vengo de parte de..., no tengo sensibilidad para el arte, además, reconozco que soy un ignorante, pero he decidido crear una colección y me gustaría que me ayudaras'. La puerta de la Galería Soledad Lorenzo la abren en muchas ocasiones personas dispuestas a iniciar una colección. Han dado el primer paso, pero serán los expertos los que les guíen en el proyecto, porque una de las premisas básicas es contar con un buen asesoramiento. Una labor que empieza con un consejo: prudencia.

'Lo primero que le digo a la persona que viene a la galería es que no se precipite', comenta Soledad Lorenzo. 'Que vea exposiciones, que aprenda a que le guste el arte contemporáneo'.

Fernando Francés, director del CAC (Centro de Arte Contemporáneo) de Málaga y experto en asesoramiento de colecciones, considera que la cautela está especialmente indicada cuando el coleccionista aspira a conseguir un conjunto importante. 'Si lo que quiere es gastar 1.200 euros en un cuadro, no pasa nada si se equivoca, probablemente buscará una pieza de decoración; pero si se trata de un desembolso económico importante, mi consejo es que se ponga en manos de expertos'.

Mejor adquirir pocas piezas seleccionadas que una compra indiscriminada

Untitle es una consultora especializada en arte del grupo Afinsa. El trabajo con los coleccionistas particulares empieza definiendo el concepto de la colección. Es una labor de formación, con asistencia a ferias y exposiciones, porque el cliente puede no entender o incluso rechazar las obras propuestas, explica el director técnico, Pablo del Val.

Definida la filosofía de la colección, llega el momento de fijar un presupuesto anual. 'De otra forma, es imposible abordar la colección', señala Del Val.

Presupuesto

En Untitle están haciendo colecciones desde 6.000 euros al año. Este perfil de coleccionista corresponde a jóvenes, entre 27 y 37 años. En este caso, Pablo del Val es partidario de comprar las mejores piezas. 'Mejor una o dos obras al año representativas de un artista que muchas piezas', insiste. Para un presupuesto de 30.000 euros, seleccionan cinco artistas, unas tres piezas por cada uno de ellos, para que el cliente decida.

Fernando Francés recomienda tener en cuenta que a mayor mercado, mayor revalorización de la obra, y la máxima en arte equivale a artistas de Estados Unidos, Alemania o Reino Unido. Un ejemplo, Louise Bourgeois, artista americana de 92 años. Se trata de una pintor de poca producción, cuyas obras se las disputarán los museos, disponible a partir de 60.000 euros, asegura Francés. Los artistas españoles consolidados tienen menos recorrido, cree Fernando Francés.

Los expertos consideran que la gente está más preparada de lo que parece y son menos los que invierten en arte únicamente para diversificar sus fondos. Incluso aquellos que un buen día piden al experto que les enseñe los cuadros que ha comprado para él y de los que sólo conoce la factura acaban por engancharse.

Lo que supone tener una colección

Los problemas para el coleccionista empiezan cuando ya no le quedan paredes libres en casa. No es broma. Por eso las empresas especializadas en asesoramiento de arte tienen que ofrecer el almacenamiento entre sus servicios. Untitle dispone de unas naves compartimentadas, en las que almacena las obras que el cliente no puede disfrutar en casa y cada año realizan para el coleccionista un montaje nuevo en su vivienda.

Los expertos también asesoran en aseguramiento de las colecciones. Para Fernando Francés, el asesoramiento es fundamental, porque algunas compañías tienen cláusulas leoninas. La fotografía, por ejemplo, es un tema delicado, algunas compañías sólo indemnizan con el coste de la nueva producción y no todos los artistas acceden a realizar otra copia.

Además, hay otras actividades que incluyen las empresas de asesoramiento, como la gestión de préstamos de obras a museos o la organización de viajes a ferias de arte.

Untitle también pone en contacto a sus clientes con otros coleccionistas internacionales.

Pasos básicos

Lo que los expertos aconsejan

1 El arte, como cualquier otra decisión de compra, exige prudencia. La persona que quiere comprar una vivienda no se queda con la primera que ve. Es una decisión que no se toma a la ligera, pues lo mismo cuando se trata de una pintura o de una escultura. Lo que ocurre es que la persona que está acostumbrada a comprar arte tiene más control, domina los precios. Para los que no se encuentran en este grupo, lo mejor es ponerse en manos de los expertos.

2 El arte es pasional, pero también tiene un componente de inversión. Igual que la persona que quiere meter su dinero en Bolsa acude a una agencia o sociedad de valores, es recomendable que los futuros coleccionistas consulten con comisarios independientes, empresas de asesoramiento y galerías.

3 El coleccionista que empieza no tiene por qué entender de arte. Para eso están los expertos. Le orientarán en tendencias, artistas, soportes... Hay diferentes modelos de colección: multidisciplinar, centradas en una única disciplina (fotografía, pintura), de seguimiento de varios artistas pertenecientes a la misma generación...

4 El arte se revaloriza. Mucho. Los expertos aconsejan seleccionar obras de artistas con proyección internacional. Y en un proyecto a largo plazo, asumir riesgo con artistas emergentes. Fundamental, olvidarse de los prejuicios y evitar centrarse exclusivamente en obras de artistas locales.