Planes de pensiones

La renta fija confirma las pobres expectativas

El arranque del año 2004 está resultando generalmente favorable para la renta variable, pero, sobre todo, está confirmando las expectativas escasamente interesantes que se manejaban en los mercados de renta fija.

Al cabo de las dos primeras semanas del ejercicio, los planes de pensiones que actúan en los mercados de renta fija siguen prácticamente en las mismas valoraciones que al cierre del pasado ejercicio, mientras los planes de pensiones bursátiles presentan ganancias medias superiores al 2,1%, si bien los planes mejor gestionados y que han tomado posiciones en los mercados bursátiles más interesantes llegan a presentar ganancias superiores al 6%. En términos anuales, la renta variable ofrece una ganancia media del orden del 12,8%, mientras el grupo de fondos mixtos que cuenta con un mayor peso de acciones en cartera, hasta el 75% de activos en forma de acciones, presenta un rendimiento medio anual del orden del 8%.

Los planes de renta fija, el grupo más numeroso del sector, con más de un tercio del patrimonio total gestionado por los planes de pensiones, presentan en la actualidad un rendimiento medio anual del 1,8%, una ganancia bastante modesta cuando se mira a la luz del dato de inflación, que en el año 2003 ha terminado en el 2,6%.

La estrategia de los inversores en este año debería orientarse hacia una mayor diversificación, sobre todo aquellos partícipes pertenecientes a los segmentos de edad medios o más jóvenes, para los cuales la expectativa de jubilación se presenta más alejada. Mantener en los próximos meses las inversiones en renta fija, sobre todo si acaparan la totalidad de la inversión, puede suponer un deterioro del valor del patrimonio o una pérdida de oportunidades ante las alternativas en la renta variable. Los planes de Bolsa son los claros favoritos para liderar las ganancias en 2004, aunque quizá no con tanta intensidad como en 2003.