Automoción

Nissan amenaza con despidos en Barcelona si no logra bajar costes

El consejero director general de Nissan Motor Ibérica, Teruo Takebe, lanzó ayer en Barcelona una seria advertencia sobre la continuidad de la factoría que la multinacional japonesa posee en la Zona Franca barcelonesa. La viabilidad de la fábrica pasa por un severo recorte de costes del 31% en tres años como vía para evitar un recorte de plantilla de 600 a 900 empleados, según explicó. Nissan quiere negociar un convenio colectivo a cuatro años y entre sus propuestas están la congelación de salarios o la ampliación de la jornada laboral.

Takebe aseguró que 'la compañía está en una situación delicada porque se encuentra en desventaja competitiva con respecto al resto de las compañías del sector en Cataluña y el resto de España, y afronta ahora un difícil reto del que dependerá todo su futuro'.

Takebe añadió que 'Nissan Motor Ibérica no es competitiva en términos de productividad, flexibilidad y costes salariales', y apuntó que 'no podemos afrontar el futuro sin una adecuación significativa en este sentido y es de la máxima importancia que mejoremos esta situación'. Con este objetivo, el centro de Nissan Motor Ibérica en Barcelona (que incluye la planta de montaje de Zona Franca y la de estampación de chapa de Montcada i Reixac) aplicará el denominado plan Top 07, cuyo principal objetivo es 'reducir los costes de producción un 31% durante el periodo 2004 a 2007'. La consecución de esa meta es 'absolutamente necesario' para 'asegurar la viabilidad futura y el nivel de empleo', sentenció.

La reducción de costes del 31% en tres años podrá hacerse, según Takebe, mediante el aumento de la producción que debería pasar de las 98.024 unidades de 2003 a 125.000 en 2006 y 150.000 en 2007. Sólo de esta manera será posible evitar un recorte de plantilla de 600 personas en 2006 o incluso de 900 en 2007. Actualmente, la planta de Barcelona ocupa a 2.950 personas.

Pese a la dureza de este discurso, el director general de Nissan Motor Ibérica desde el pasado 1 de abril garantizó la continuidad del centro. 'En julio pasado se confirmó el compromiso de Nissan con las operaciones en España cuando anunciamos un nuevo proyecto industrial con una inversión de 400 millones destinados a producir a partir de enero de 2005 dos nuevos vehículos, un todoterreno y un pick-up, así como un nuevo motor diésel', afirmó. Esa inversión supondrá el cierre de la factoría de motores de Nissan en Cuatro Vientos (Madrid) en el verano de 2006, donde trabajan unas 400 personas. Los dos nuevos modelos, cuya fabricación se iniciará en enero de 2005, deben consolidar a Zona Franca como centro de producción de vehículos todoterreno de Nissan en Europa. Además, la producción de estos dos modelos en 2007 debería alcanzar las 80.000 unidades anuales, una cifra que contrasta con las menos de 26.773 unidades que Zona Franca produjo del modelo Terrano en 2003. Para vender todas estas unidades, Nissan quiere que la producción de Barcelona compita en costes con las grandes plantas de la multinacional en EE UU (donde se fabricarán los mismos modelos) en mercados como el de Australia.

Las cifras

15% Nissan asegura que sus empleados son un 15% más caros que la media española del sector y trabajan menos horas.

3.615 La factoría de Nissan en Barcelona produjo el año pasado 98.024 unidades, un 51% más que en 2002.

51% Número de empleados en las fábricas de la compañía en Madrid y Barcelona.