Obras

La boda real paraliza las obras de la estación de Cercanías de Sol-Gran Vía

El Ministerio de Fomento anunció ayer que las obras de construcción del vestíbulo de la estación de Cercanías Sol-Gran Vía se iniciarán después del verano, para que el aspecto de esta zona tan céntrica de Madrid no se vea afectado por los trabajos en fechas próximas a la boda del Príncipe de Asturias.

Así lo comunicó la Dirección General de Ferrocarriles de Fomento en la reunión mantenida con la Comisión Ciudadana Puerta del Sol-Gran Vía. Fomento aseguró que los planes de obra no se han modificado ni se ha producido retraso alguno. 'Con anterioridad al enlace sólo se efectuarán trabajos para el desvío de los servicios existentes en la Puerta del Sol', añadieron desde Fomento, 'y se realizarán en mina, esto es, bajo tierra, para que la única afección perceptible sea una zanja de unos 20 metros de longitud que servirá para alimentación de aire y para evacuación de tierras'.

Además, 'con dos semanas de antelación a la boda se interrumpirá incluso este trabajo y se tapará la zanja de forma que no desentone con el entorno de Sol'.