Regulación de empleo

Sanmina prescinde de 130 empleados de la fábrica que compró a Alcatel en 2002

La multinacional estadounidense Sanmina presentó ayer un expediente de regulación de empleo que afectará a 130 trabajadores de los 487 que emplea en la fábrica de Toledo.

Hace 18 meses el grupo francés Alcatel vendió la fábrica toledana a Sanmina y se comprometió, recordaban ayer fuentes que participaron en la venta, a 'asegurar la tutela de sus trabajadores'.

Ningún portavoz de Sanmina pudo responder en la tarde de ayer a las llamadas de este diario. Manuel Guerrero, secretario del sindicato UGT en Toledo, solicitará a la Dirección General de Trabajo que no apruebe el ERE si antes no se alcanza un acuerdo con la plantilla.

'Dicen que los trabajadores de la empresa en Toledo no son competitivos teniendo en cuenta los salarios pagados', apuntaban las mismas fuentes.

Por otro lado, Alcatel anunció ayer la venta de su filial de pilas Saft al grupo británico Dougthy Hanson por 390 millones.