Créditos

La morosidad de la banca marcó un nuevo mínimo histórico en noviembre

Los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito tenían a finales de noviembre 6.147 millones de euros de dudoso cobro en su cartera crediticia, lo que supone el 0,8062% de los 762.421 millones otorgados en financiación a sus clientes y representa un nuevo mínimo histórico de este indicador, según datos provisionales del Banco de España. La tasa de morosidad se redujo en 0,028 puntos en el mes, acumula un retroceso de 0,1343 puntos desde que en diciembre de 2002 inició una tendencia continua a la baja y dista del 0,9655% al que ascendía justo un año antes.

Por segundo mes consecutivo, el saldo de créditos catalogados como de dudoso cobro descendió, tanto en bancos como en cajas de ahorros y cooperativas de crédito. La mejora de este ratio fue posible porque las entidades elevaron un 15,87% el crédito, hasta 762.421 millones, mientras que la cuantía de los calificados como dudosos disminuyó un 3,24% con la recuperación de algunos fallidos y la adopción de mejores sistemas de gestión del riesgo. En concreto, los créditos considerados de difícil cobro estaban valorados en 6.147 millones de euros en noviembre, por debajo de los 6.353 millones en los que estaba cifrado su volumen un año antes.

Mejora en los bancos

La mejora más sustancial la registraron los bancos, al situar esta tasa en el 0,8313%, frente al 0,8478% de octubre y el 0,9897% de un año antes. La caída tuvo lugar después de que redujeran un 4,53% la cifra de dudosos, hasta 3.013 millones (3.016 millones un mes antes), mientras que el volumen de créditos aumentó un 13,66% y alcanzó los 362.418 millones. La morosidad de las cajas pasó desde el 0,7585% al 0,7241% en el último mes, después de que el crédito aumentase un 17,91% y ascendiese a 358.477 millones, mientras que el considerado de difícil cobro disminuyó un 3,45%, hasta 2.596 millones.

En cambio, en las cooperativas de crédito el valor de la morosidad se elevó un 5,90%, hasta 538 millones, pero fue totalmente compensado por el incremento del 18,28% registrado en la concesión de préstamos, cuyo saldo vivo se situó en 41.526 millones. Esta evolución permitió situar el ratio de eventuales fallidos en el 1,2955%, frente al 1,37% de octubre y el 1,4470% de un año antes.