Nueva planta

Alfonso Gallardo abrirá una segunda siderúrgica en Extremadura

Alfonso Gallardo reforzará su actividad industrial en Extremadura con la apertura de una segunda acería que podría entrar en funcionamiento a mediados del año 2006.

La ubicación definitiva de las instalaciones aún no está decidida, aunque se situarán en el triángulo formado por los municipios pacenses de Zafra, Burguillos del Cerro y Jerez de los Caballeros, localidad ésta que acoge la sede del conglomerado empresarial AG y donde está ubicada la otra acería también de su propiedad. La inversión estimada en este proyecto es de 300 millones de euros.

El grupo AG está formado por una decena de empresas que emplean a 1.200 trabajadores de forma directa y prevén una facturación conjunta en 2003 de 450 millones de euros. El proyecto del grupo Gallardo, que ha sido muy bien recibido por la Junta de Extremadura, supondrá una nueva inyección económica para una zona en la que ya se encuentran asentadas las principales empresas de la región.

La puesta en marcha de la nueva siderúrgica supondrá la creación de unos 500 empleos directos, aunque el grupo calcula que se podrían alcanzar otros 1.000 inducidos, vinculados a actividades adyacentes como transporte o suministro para la industria. La dirección del grupo empresarial ha desestimado otras alternativas para la ubicación de la acería, principalmente zonas portuarias, ya que el transporte marítimo es la principal vía para el envío de estos productos a sus clientes.

Pero fiel a su compromiso con la creación de empleo y riqueza en Extremadura, Alfonso Gallardo ha decidido que la sede de su segunda siderúrgica siga en suelo extremeño. La primera, Siderúrgica Balboa, funciona desde 1992. La nueva planta se destinará a la fabricación de distintos tipos de vigas metálicas para la construcción, con lo que la oferta de productos sería complementaria a los que ya elabora Siderúrgica Balboa.

La ampliación de la gama de piezas permitirá a Alfonso Gallardo cubrir el 95% del mercado de este tipo de productos.

Este enclave de Extremadura reúne las características básicas para una industria de este tipo, como la proximidad a una línea de alta tensión de 400 kilovoltios, conexión a la red de transporte de gas, abundante agua para la refrigeración de la instalación y buenas conexiones por carretera y ferrocarril.

El grupo Gallardo tiene previsto afrontar en solitario la inversión y, de momento, no se ha planteado la entrada de otro socio en el proyecto. La política de reinversión permanente de beneficios es uno de los ejes en torno a los que gira la estrategia del grupo, que también cuenta con empresas en Madrid y Asturias.

Primer grupo industrial de la región

Un pequeño taller de hierros en Jerez de los Caballeros (Badajoz), levantado en 1964 sobre una parcela de 100 metros cuadrados, fue el punto de arranque de la andadura empresarial de Alfonso Gallardo. Desde entonces han sido 40 años de frenética expansión que le han llevado a constituir el primer grupo industrial de Extremadura. El grupo AG tiene en marcha otros proyectos de gran calado, como la constitución de Cementos Balboa, la primera cementera con que contará la región extremeña.

La planta se encuentra actualmente en fase de construcción, en la localidad pacense de Alconera. Comenzará a funcionar a finales del próximo año 2004 y supondrá una inversión de 90 millones de euros. Alfonso Gallardo encaja en el perfil del empresario hecho a sí mismo, que partió de cero y es un hombre nada proclive a la proyección pública.