Inmobiliaria

Inbesós publica el resultado trimestral y la CNMV le permite volver a cotizar

La inmobiliaria Inbesós aceptó ayer hacer públicos sus resultados al cierre del tercer trimestre del año después de que el lunes la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) decidiera suspender cautelarmente la cotización de sus acciones.

Inbesós registró hasta septiembre unas pérdidas consolidadas de 1,56 millones de euros, lo que supone un incremento del 20,9% respecto a los 1,29 millones registrados en el mismo periodo de 2002. En cuanto a los ingresos, el descenso es más acusado, ya que han pasado de 15,93 millones de euros a 10,89 millones, lo que representa un descenso del 31,6%.

Inbesós justificó la ocultación de estos resultados alegando que no reflejan el estado real de la compañía. La aplicación de las actuales normas de contabilidad impiden a las inmobiliarias darse como ingresos las ventas de promociones que no estén construidas al menos en un 80%.

Según anunció ayer Inbesós al cierre de 2003, el avance en las promociones permitirá un aumento de ingresos y que los beneficios a final de año superen en 'un 6% los registrados en 2002'. El año pasado, el grupo Inbesós cerró con un resultado neto atribuido de 1,93 millones de euros.