Previsiones

Schröeder considera superado el estancamiento de Alemania en el cuarto trimestre

El canciller alemán, Gerhard Schröeder, considera que Alemania ha superado su fase de estancamiento coyuntural y estima que en el último trimestre del año se ha puesto ya rumbo hacia el crecimiento económico. "Se intensifican los indicios de que en el cuarto trimestre la economía alemana ha superado el obstinado estancamiento de los últimos años y de que ha regresado al curso del crecimiento", apunta el canciller en un artículo de opinión que publica hoy el diario económico Handelsblatt.

Las perspectivas de crecimiento y creación de empleo han mejorado claramente al filo del cambio de año, afirma Schröeder, para señalar a continuación que tanto su gobierno, como la mayoría de los expertos internacionales y nacionales, vaticinan para el próximo año un crecimiento del 2%.

Aumentan las exportaciones

La producción va por buen camino y las exportaciones muestran asimismo una tendencia hacia arriba, a pesar de la fortaleza del dólar, prosigue Schröeder. De hecho, la Oficina Federal de Estadística ha publicado hoy que las exportaciones aumentaron en 2003 un 2% respecto a 2002, según datos basados en los primeros diez meses del año. De acuerdo con estas cifras, Alemania exportó por valor de 664.000 millones de euros, mientras que las importaciones se situaron en los 529.000 millones de euros. Esto arroja un superávit de 135.000 millones de euros, frente a los 132.800 millones registrados el año anterior.

Según el canciller, el factor determinante para impulsar y consolidar esta tendencia positiva es la Agenda 2010, el programa de reformas impulsado por su ejecutivo roji-verde para sanear el sistema social alemán y compensar los efectos del progresivo envejecimiento de la población. "La Agenda 2010 es una reforma estructural sostenible tripartita para apoyar el mercado laboral, la consolidación presupuestaria y el impulso a corto plazo del crecimiento económico", apunta el canciller, cuyos efectos se harán notar ya desde el 1 de enero en la economía y el consumo alemán.

Aún existen riesgos

Ante las buenas perspectivas que augura Schröeder para 2004, la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria Alemana (DIHK) ha advertido del peligro de dejarse llevar por un excesivo optimismo, y ha recordado que la fortaleza del euro puede incidir negativamente en los pronósticos de crecimiento. ¢Esperamos un crecimiento económico del 2%, aunque un 0,5 del cual resulta del mero hecho de que en 2004 hay cuatro días laborables más¢, apunta el presidente de la DIHK, Ludwig Georg Braun, en declaraciones que publica hoy el diario Die Welt.