Proyecto

Asturias promueve el empleo femenino

La Federación Asturiana de Empresarios (FADE) apuesta por la formación y el empleo femenino. Para ello ha lanzado una campaña de divulgación y de captación de alumnas, sobre todo en sectores y actividades como la construcción y agricultura, donde la mujer tiene baja representación.

El objetivo del Proyecto para la Incorporación de Mujeres Desempleadas al Mercado de Trabajo Asturiano (Pimma) es divulgar las posibilidades de empleo y desarrollo profesional en sectores donde las carencias de mano de obra cualificada son elevadas. La Federación Asturiana de Empresarios (FADE) asegura que se trata de crear un clima que facilite la gestión del proyecto de inserción laboral propiciando para ello un cambio cultural no sólo entre las mujeres sino también entre los empresarios.

Se presta un servicio de tutoría con el objeto de facilitar a las mujeres insertadas todo tipo de asesoramiento profesional y apoyo psicológico durante su incorporación, eliminando al máximo el desfase entre la transición en la etapa formativa a la laboral consiguiendo la necesaria motivación y desenvoltura que permita el éxito en la vida profesional.

Otro de los objetivos es divulgar diferentes medidas diseñadas en el proyecto para conciliar la formación e inserción laboral, así como la eliminación de barreras en las empresas, por medio de ayudas o de otros incentivos.

Entre ellas, destaca la inversión necesaria para acometer cualquier reforma que favorezca la integración laboral de la mujer (vestuarios, cuartos de aseo y casetas de obra), así como las obras necesarias para la eliminación del lenguaje sexista en la imagen tanto interna como externa de la empresa.

Se trata, en definitiva, de eliminar las desigualdades en sectores típicamente masculinos. Cabe observar que una vez realizado el primer paso para la captación de candidatas, el principal cuello de botella se produjo en el sector de la construcción y servicios relacionados con la electricidad y electrónica. Persigue mejorar la cualificación en sectores empresariales introduciendo una nueva cultura empresarial e integrar la diversidad para la creación y promoción de empresas más innovadoras y participativas. Y como telón de fondo: abrir el acceso de la mujer al mundo laboral.

Escasa presencia y la mayoría, a tiempo parcial

¦bull; El 79,8% de las personas ocupadas en España a tiempo parcial, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), son mujeres.

¦bull; El 66% de los ocupados a jornada completa son hombres, lo que representa además el 60% del total de los asalariados.

¦bull; Las tasas de actividad femenina presentan tendencias ascendentes para todos los grupos de edad, excepto para las más jóvenes.

¦bull; Buena parte de las mujeres abandonan el trabajo profesional tras el matrimonio o nacimiento del primer hijo. En estos casos, la mayoría de los abandonos suele ser definitivo.

¦bull; Tan sólo el 26% de los empresarios, el 28% de los diputados y el 34% de los profesores universitarios son mujeres. Sin embargo, en la Administración pública hay mucha más presencia de mujeres que de hombres.

Concienciar aún más a los empresarios

Nada se conseguirá si no se logra concienciar aún más a los empresarios, directivos, compañeros y a las propias mujeres asturianas, incluidas sus familias, sobre la igualdad de oportunidades. A esta conclusión llegó la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) durante la celebración del seminario sobre igualdad de oportunidades.

En su opinión, la incorporación no es sinónimo de inserción. Por tanto, 'es necesario incorporar a las empresas medidas que permitan conciliar vida profesional y familiar'.

Una de las medidas que se plantea es la de desechar la cultura de subvención entre los colectivos desfavorecidos, con el ánimo de lograr una actitud activa hacia el empleo. 'No basta con formación, se precisan incentivos y medidas de acompañamiento y refuerzo, adaptar materiales didácticos, profesorado y acogida en las empresas', explican desde FADE, a la vez que animan a las empresas y a la Administración a avanzar en la gestión del desempleo femenino.