Cataluña, una de las regiones donde es más barato tributar

Hoy día, las diferencias de tributación entre regiones son sustanciales. Dejando aparte los territorios forales, con derechos históricos adquiridos, Madrid es la comunidad en donde es más caro heredar. Por contra, en Cataluña y Cantabria es en donde sale más barato.

Un ejemplo lo aclara. Un hombre casado y con dos hijas deja como herencia un apartamento de 300.000 euros, una vivienda habitual de 400.000 euros y una cuenta corriente con 60.000 euros. El patrimonio previo de la viuda es de 410.000 euros. El de su hija de 20 años, de 5.000 euros, y el de la otra hija, de 24 años (minusválida), de 125.000 euros. La deuda a pagar por su viuda una vez aplicadas las deducciones autonómicas será de 468,6 euros si la familia residiera en Madrid. Se reducirá sólo a 275 euros si viviera en Cataluña y a 356 euros si lo hiciera en Baleares. En Cantabria no pagaría nada (ha aprobado para 2003 la rebaja del impuesto).

En el caso de su hija de 20 años, las diferencias serán aún más grandes. La heredera pagaría 8.792,6 euros en Madrid. En Murcia, La Rioja y Comunidad Valenciana, 6.844,7 euros. En Cataluña, 5.322 euros (3.470 euros menos que en Madrid). En Cantabria, sólo 23 euros.