Bruselas

Investigan a Iberia y Spanair por variar los precios en función del país del viajero

La Comisión Europea acusa a 18 compañías aéreas de la Unión de violar el espíritu del mercado interior europeo por su práctica de fijar un precio distinto para un mismo vuelo en función del país donde se realiza la compra. El desfase en la tarifa puede llegar a ser de 300 euros. Por ahora, el proceso está en sus preliminares: el Ejecutivo tan sólo pide información a las aerolíneas mientras estudia la fundamentación jurídica de sus acusaciones.

La Comisión Europea ha informado hoy del envío a 18 compañías aéreas, entre ellas Iberia y Spanair, una carta en la que les solicita información sobre la práctica de venta que consiste en establecer precios diferentes para los mismos vuelos y servicios según el país de residencia del comprador.

Bruselas, que no ha abierto expediente de infracción por el momento, opina que estos hechos discriminan a los viajeros según su nacionalidad o residencia, lo que atenta contra el espíritu del mercado común europeo. El portavoz de Transportes y Energía, Gilles Gantelet, ha indicado que el Ejecutivo comunitario ha recibido centenares de quejas sobre estas prácticas, y en especial, respecto a las ventas realizadas a través de Internet.

Normalmente, las aerolíneas utilizan la dirección postal o dirección que figura sobre la tarjeta de crédito del cliente para determinar el lugar de residencia de este. Las diferencias pueden ir desde 200 euros en un trayecto dentro de la UE o de 300 si es fuera de las fronteras comunitarias. Estos hechos no se dan en ninguna de las compañías llamadas de bajo coste.

En la misiva, la Comisión señala que ha recibido "un número creciente de cartas de ciudadanos europeos que se quejan de las condiciones variables de venta de los billetes de avión, o incluso de rechazo de venta por parte de las compañías aéreas o agentes de viajes, debido a que el billete elegido está ofertado, a un precio marcado, exclusivamente para los residentes de ciertos Estados miembros de la Unión y no a los demás".

Principio de no discriminación

"Le recuerdo que el Tratado que ha creado la Comunidad europea ha creado el mercado interior y ha establecido el principio de no discriminación", señala la Comisión a las aerolíneas. Bruselas tiene en cuenta que los precios pueden variar en función de razones objetivos tales como la fecha de reserva, el nivel de flexibilidad del billete, el modo de distribución o el lugar de salida de viaje.

Gantelet reconoció que los servicios jurídicos de la Comisión todavía están estudiando las bases jurídicas ya que ¢todavía no están claras".

Aer Lingus, Air France, Alitalia, Austrian Airlines, British Midlands, British Airways, Finnair, Iberia, KLM, Lufthansa, Luxair, Meridiana, Olympic Airways, Spanair, SAS, SN Brussels Airlines, TAP y Virgin Atlantic tienen hasta el 29 de febrero para enviar la información requerida, en especial, sobre si llevan a cabo estas prácticas y las razones jurídicas sobre las que lo hacen.