Papelero

Reno de Medici pone fecha de caducidad a la planta de El Prat

Reno de Medici ha asegurado sólo para los próximos tres años la viabilidad de la factoría de cartoncillo de El Prat de Llobregat (Barcelona) donde trabajan 286 empleados. El grupo papelero ha vendido los terrenos de la histórica factoría de Sarrió a la inmobiliaria Espais, propiedad de Lluis Casamitjana, por 80 millones de euros.

De esta forma, la multinacional italiana pretende compensar los siete millones de pérdidas operativas que acumula anualmente la fábrica, pasando a unos beneficios hasta de dos millones de euros. Los portavoces de la filial española Reno de Medici y de Espais no atendieron ayer las llamadas de este diario. Fuentes sindicales señalaron que en los próximos días mantendrán una reunión con la dirección de la papelera.

Por otra parte, el grupo italiano vende unos activos de gran valor y potencial inmobiliario, situados en la entrada a Barcelona desde el aeropuerto. Por último, el segundo grupo europeo fabricante de cartoncillo reciclado pondrá en marcha un plan de reestructuración de la producción de sus dos centros españoles aún no concretado.

La planta de El Prat fabrica 160.000 toneladas de cartoncillo al año y la de Almazán (Soria), otras 33.000. El comunicado remitido ayer a la CNMV estipula que la venta de los terrenos supondrán el ingreso de 50 millones al contado en el momento de la venta. Los restantes 30 millones serán pagados con inmuebles, pago que está cubierto con un aval bancario de 45 millones. El arrendamiento de los terrenos de la factoría alcanzarán 1,6 millones anuales.

Reno de Medici ha llegado a esta situación a pesar de invertir 194,7 millones desde 1999 en sus ocho fábricas italianas y españolas. Las pérdidas operativas del grupo durante el tercer trimestre pasado alcanzaron 9,3 millones, frente a 6,5 millones de números rojos del mismo periodo de 2002.