Multa

El regulador británico multa a Abbey por fallos en el control de blanqueo

La sanción de la FSA al segundo banco hipotecario del Reino Unido totaliza 3,3 millones de euros: 2,8 millones por los fallos en los controles y otros 450.000 euros por infracciones similares descubiertas en la filial de gestión de patrimonios del banco, Abbe National Asset Manager. La entidad dijo que ya había compensado a la mayoría de los clientes con un total de 300.000 libras (435.000 euros) y que quedaban unos cuantos casos por investigar.

La investigación de la FSA detectó la existencia de fallos en el negocio de banca de particulares entre diciembre de 2001 y el pasado mes de abril.

La multa es la segunda en importancia impuesta por la FSA tras una sanción de cuatro millones de libras (5,8 millones de euros) aplicada al banco de negocios suizo CSFB el pasado año por un tema de impuestos, pero la primera en cuestiones de sistemas contra el lavado de dinero. En agosto pasado la FSA sancionó al banco hipotecario Northern Rock con 1,25 millones de libras (1,81 millones de euros) por deficiencias en sus controles del blanqueo de fondos. El pasado año el Royal Bank of Scotland, el mayor accionista del SCH, fue multado con 750.000 libras (1,08 millones de euros), también por fallos en los sistemas de control del lavado de dinero.

Abbey dijo que no piensa recurrir la decisión de la FSA, pero insistió que el banco ya había tomado medidas para rectificar las irregularidades. 'No hay indicios de blanqueo de dinero, aunque el banco reconoce que sus sistemas de identificación de los clientes fueron inadecuados y que no se informaba puntualmente sobre actividades sospechosas', dijo un portavoz del banco.

Por su parte, Andrew Proctor, director de la FSA, afirmó que Abbey no cumplió con su obligación 'de identificar debidamente a los clientes y asegurar que todos los informes de actividades sospechosas fueran investigadas inmediatamente y presentadas al NCIS', el servicio nacional de actividades criminales. De acuerdo con las declaraciones de Proctor, 'ambos controles son claves para la eficacia del sistema antiblanqueo de fondos del país. El importe de la sanción demuestra que la FSA tratará con dureza cualquier fallo en estos sistemas y en los controles fundamentales'.