CincoSentidos

Magia boreal

Pasear en un trineo arrastrado por renos o por perros, a través de la inmensa llanura ártica (Finnmarksuidda), rodeado de alces corpulentos y pacíficos; salir de noche en motonieve para captar, con un poco de fortuna, la magia iridiscente de una aurora boreal, con sus cortinas de luz espectral agitando la oscuridad sin fondo; vivir y dormir en un hotel traslúcido, todo de hielo, hasta las camas, sin pasar frío; pescar cangrejos de hasta quince kilos y tener, a renglón seguido, la ocasión de descubrir, en fiordos recortados, pueblos minúsculos de pescadores, henchidos de luces y colores irreales. Todo esto es ahora posible y fácil. El Consejo de Turismo de Noruega, la Oficina de Turismo de Finnmark, la compañía aérea Braathens y la cadena hotelera Rica han creado un producto turístico para llevar españoles a la región ártica en pleno invierno. Al final de los noventa, se produjo un boom formidable que situó en torno a 168.000 el número de turistas españoles a ese país; en los últimos años se mantiene un suave crecimiento (en torno al 2%) y España ocupa ya el octavo lugar en cuanto a visitantes que eligen Noruega para sus vacaciones.

Hasta ahora, las visitas se han producido de manera abrumadora en los meses de verano, dirigidas sobre todo a la región de los fiordos. Lo que ahora se propone es diferente. Finnmark es el nombre de la Laponia noruega, la región más septentrional de la Noruega continental. Su capital es Karasjok, donde se encuentra el Parlamento sami (etnia que se extiende por toda esa área septentrional y ocupa también países como Finlandia, Suecia y Rusia). Las poblaciones más importantes son Alta, centro importante de actividades invernales, Kautokeino, Honningsvag (donde está situado Cabo Norte) y Kirkeness, ya en las proximidades de la frontera con Rusia.

En aquellos parajes vírgenes se busca, sobre todo, la autenticidad, la pureza. Y eso es lo que se puede encontrar de manera sobrada en los siida o asentamientos samis. Allí es posible compartir un té o unos pasteles bajo un lavvu (tienda tradicional) con las gentes de esta etnia amigable, escuchar el quejido gutural de sus yoiks, canciones o entonaciones que traducen su estado de ánimo; es, dicen allí, como hablar sin palabras. El alto nivel de vida del país les permite llevar una existencia confortable sin renunciar a costumbres y tradiciones.

En Karasjok, donde está el Parlamento sami, se puede visitar el Sapmi, parque temático del arte y la cultura de los moradores de la tundra. Desde allí es fácil realizar algunas excursiones inolvidables. En Kirkeness se pueden pescar cangrejos gigantes (el célebre chatka de los rusos) y prepararlos in situ para el almuerzo. Otra posibilidad atractiva es embarcarse en el Hurtigruten (el Expreso Costero, un barco lleno de encanto) hasta Cabo Norte, un paraje desolado y grandioso, un lugar mítico que cobra precisamente en el invierno toda su magia.

Guía para el viajero

Cómo ir:

SAS (Scandinavian Airlines, 902 117192, www.scandinavian.net) tiene vuelos diarios a Oslo y a las principales capitales noruegas desde Madrid, y en fines de semana desde Alicante, Málaga y Palma de Mallorca. Entre el 7 de octubre y el 31 de diciembre, esta compañía oferta por vez primera una tarifa especial sin la condición de pasar fin de semana en destino, desde 350 euros.

Braathens (932 984 087, 952 048 383 y 966 919 314, www.braathens.no) ofrece vuelos directos a Oslo desde Barcelona, Alicante, Málaga, Palma de Mallorca y Las Palmas de Gran Canaria, y desde Oslo, conexiones a las principales ciudades noruegas.

Paquetes turísticos:

Cóndor Vacaciones propone un paquete de 8 días visitando Tromso, Cabo Norte, Karaskoj, Alta y Oslo. Incluye vuelos, hoteles, traslados y viaje en el Expreso Costero (Hurtigruten) entre Tromso y Cabo Norte. A partir de 2.175 euros. En agencias.

Eurovacances ofrece el programa Tromso Aventura Ártica, 7 días/6 noches, viajando de Tromso a Cabo Norte en el Hurtigruten y visitando Kirkenes, a partir de 2.030 euros. Información: 934 152 300 y www.hurtigruten-spain.com

Viajerum tiene un viaje corto de cinco días. Cuatro en Alta, realizando actividades invernales (paseos en trineo, motonieve, pesca, etc.) y un día en Oslo, la capital noruega. A partir de 734,50 euros. Información y reservas: 902 158 177 y www.viajerum.com

Tiempo Libre/Mundicolor tiene también una escapada de cuatro días en Alta, incluyendo vuelos, hotel y actividades invernales, a partir de 680 euros. En agencias.