Construcción

Urbas reconoce que está en 'punto muerto'

Urbanizaciones y Transportes (Urbas) reconoció ayer en un comunicado a la CNMV que el embargo dictado por la Agencia Tributaria contra la totalidad de los bienes de la empresa ha provocado que 'las actividades de la compañía se encuentren prácticamente en punto muerto'.

'Los posibles proyectos inmobiliarios a desarrollar en los inmuebles de la compañía dependerán en gran medida de las posibilidades de llegar a una solución satisfactoria en un futuro con la Agencia Tributaria', indicó Urbas en su escrito. Para desbloquear la situación, la empresa iniciará 'en el corto plazo' negociaciones con la Agencia Tributaria e intentar así alcanzar un acuerdo.

La empresa ha interpuesto una reclamación económico-administrativa contra el embargo, que está pendiente de resolución.

La preocupante situación del grupo contrasta con la evolución del valor en Bolsa, que ha registrado fuertes oscilaciones en la última semana. El lunes pasado, la acción se anotó un alza del 87,5%, después de subir el 14% el viernes anterior. Estas ganancias se produjeron sólo un día antes de que el grupo vasco de capital riesgo Talde comunicara el martes día 2 de diciembre su intención de lanzar una opa sobre el 100% de la empresa guipuzcoana Urbar Ingenieros. Esa misma jornada, Urbas bajó el 12,2% y desde entonces ha perdido un 22%.

Como consecuencia del embargo, Urbas registró un negocio nulo en los nueve primeros meses del año y unas pérdidas de 22.000 euros.