Productoras

Endemol exige por fax, teléfono y 'e-mail' explicaciones a Telefónica

Endemol no se ha quedado callada. La destitución de su hasta ahora máximo ejecutivo, Aat Schouwenaar, para hacer hueco al que será el nuevo presidente, Joaquim Agut, ha pasado de ser una simple sorpresa, como aseguraba la compañía el jueves, a convertirse en una 'sorpresa desagradable'. Así lo aseguró ayer a Bloomberg el portavoz oficial de la productora holandesa. Y fue más allá. Endemol ha requerido 'por fax, teléfono y correo electrónico' explicaciones a Telefónica sobre el porqué de los cambios.

'Nos han comunicado que lo mejor ahora para Endemol es el nombramiento de un ejecutivo español', añadió el portavoz. 'Ahora estamos tratando de averiguar por qué y qué va a pasar a partir de este momento'.

La reacción de la productora holandesa causa extrañeza, sobre todo porque Endemol es filial casi al 100% de Telefónica. Sin embargo, las relaciones entre matriz y participada nunca han sido fáciles y prueba de ello han sido las tensas relaciones con el fundador y hasta el pasado mes de junio presidente, John de Mol.

TELEFÓNICA 3,50 0,66%

El creativo ascendió al puesto 427 de la lista de Forbes de personas más ricas del planeta en buena parte gracias a la opa que lanzó Telefónica sobre Endemol y mantuvo una estrecha relación con Juan Villalonga. El contacto se enfrió con su sucesor, César Alierta, en una línea que se ha mantenido hasta ahora.

Fuentes de Telefónica aseguran que, pese a las declaraciones de ayer, el recambio en la presidencia de Endemol no ha sido traumático para la productora y que las relaciones son buenas. Fuentes cercanas a la compañía reconocen, con todo, que la plantilla y los directivos de la empresa holandesa tienen un marcado carácter de independencia y quieren defenderlo ante la opinión pública.

Un ejecutivo para tiempos de recorte

La llegada de Agut a la presidencia de Endemol supondrá un fuerte cambio en la compañía. Fuentes de Telefónica aseguran que el ex presidente de Terra no tiene intención de involucrarse en tareas creativas, pero sí en la gestión del día a día y, sobre todo, de los costes. Al igual que hizo en Terra, la tarea de Agut pasará por racionalizar la inversión y convertir Endemol en una compañía de gestión austera y centrada en la rentabilidad.