CincoSentidos

Nadie puja por 'Cabeza de apóstol', de Velázquez

El cuadro Cabeza de apóstol, de Velázquez, se quedó sin vender en la subasta celebrada ayer por la sala Alcalá de Madrid. La venta del cuadro había despertado gran expectación, al tratarse del primer velázquez que salía a subasta en España y tras la reciente adquisición de una obra del pintor sevillano por parte del Museo del Prado. El precio de salida se fijó en 2,4 millones de euros.

Al empezar la subasta se reveló que la obra pertenecía al registro de bienes muebles de la Comunidad de Madrid. El catálogo de Alcalá indicaba como procedencia diversas colecciones privadas. Cabeza de apóstol está declarado bien de interés cultural y, por lo tanto, es inexportable. Otros cuadros de Velázquez que permanecen en manos privadas son Sor Jerónima de la Fuente, Las lágrimas de San Pedro y San Simón de Rojas.

Cabeza de apóstol se considera un fragmento de un lienzo de mayores dimensiones, identificado por casi todos los críticos como obra juvenil de Velázquez, hacia 1619-1620, y relacionado estilísticamente con el San Pablo del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

El primero en atribuir la pintura a Velázquez fue Mayer en 1936 y desde entonces ha sido aceptada unánimemente por la crítica. El cuadro se expuso por primera vez en 1961 y también se incluyó en la antológica organizada por el Prado en 1990 y en la que dedicó el Palacio Ruspoli de Roma al pintor en 2001.