Investigación

Onity desarrolla una tarjeta inteligente para los hoteles con formato todo incluido

El potencial del sector hotelero para las empresas tecnológicas está en plena explosión. El estancamiento del negocio turístico ha animado a los hoteles a incorporar servicios y herramientas que en unos casos les permiten ahorrar costes y en otros les aportan valor añadido frente a los destinos alternativos.

En esta guerra está Onity, una compañía estadounidense con fábrica y centro de I+D en la localidad guipuzcoana de Oyarzun, líder mundial en la fabricación y venta de cerraduras electrónicas, que ahora también desarrolla aplicaciones informáticas a medida del sector hotelero.

La tarjeta inteligente que ha empezado a comercializar la ha desarrollado en colaboración con la pyme alicantina Sistemas Informáticos del Mediterráneo (Sime). La herramienta sustituye a las pulseras que se utilizan habitualmente en los establecimientos que se rigen por el sistema del todo incluido para controlar que los servicios sean utilizados exclusivamente por los clientes.

Pero además de ejercer estas funciones de seguridad, control de clientes y de llave de las habitaciones, puede ser utilizada como tarjeta de débito para las compras dentro del complejo y permite al hotelero conocer los gustos y aficiones de los clientes, de modo que pueda personalizar la oferta.

La llave maestra que utilizan los empleados de los establecimientos cumple una segunda función como instrumento de gestión hotelera, porque centraliza la información sobre el estado de las instalaciones, los recursos y puede utilizarse en el control del personal, por ejemplo para conocer el tiempo invertido en limpiar cada habitación. 'Diariamente se recupera y centraliza toda la información de lo que se ha hecho en el hotel', apunta Patxi Elduayen, gerente de Onity para España, Oriente Próximo y África.

La tarjeta inteligente ha empezado a comercializarse este mes. El primer hotel que la incorporará será el Mediterráneo Benidorm, que abrirá al público el próximo 20 de diciembre. A partir de ahí se distribuirá en el Caribe, uno de los destinos turísticos con más hoteles de todo incluido. 'Y posteriormente se llevará al resto del mundo'.

Aunque la sede central de Onity se ubica en Atlanta, su centro mundial de I+D se encuentra en Oyarzun, donde 20 ingenieros han trabajado durante los últimos dos años en el desarrollo de esta aplicación, 'tanto del software como del hardware', que tiene la novedad de incorporar los datos y una fotografía digitalizada del cliente que llega al hotel. 'Es una aplicación viva, a la que aún se le incorporarán utilidades, como un sistema de punto de venta', agrega Patxi Elduayen.

Onity facturó el año pasado 90 millones y está presente en 115 países. Sus cerraduras electrónicas se utilizan en 17.000 establecimientos hoteleros de todo el mundo.

SPA pone cerco a los viajeros morosos

La pyme andaluza SPA Internet ha lanzado una aplicación para automatizar la recogida de los datos personales de los viajeros que llegan a los hoteles, así como la información de las condiciones de pago y estancia en el establecimiento.

La solución permite al personal de la recepción cumplimentar un único formulario que automáticamente genera el preceptivo informe policial, que todavía hoy se rellena a mano en un libro de registros, así como la información que queda a disposición de la empresa. El software también ofrece la oportunidad de consultar online, en una base de datos gestionada por las diferentes organizaciones hoteleras, el riesgo de morosidad que presentan los clientes. Las compañías sólo pagarán una cuota por cada consulta que realicen a esta base de morosos.

SPA Internet ha suscrito una cuerdo con el grupo Axesor, que dará soporte a los hoteleros en la gestión de los datos, especialmente en las cuestiones relacionadas con el alojamiento de la base documental y el cumplimiento de las condiciones de seguridad según la Ley de Protección de Datos.

Atentos a

La herramienta permite controlar la seguridad de los establecimientos y conocer los gustos de los clientes. Como instrumento de gestión hotelera, centraliza la información sobre el estado de las instalaciones, las existencias y el trabajo del personal.