'Telecos'

La telefónica colombiana Orbitel entra en el negocio de llamadas de emigrantes

Las operadoras de telecomunicaciones latinoamericanas devuelven la pelota a las españolas e inician el desembarco en el mercado nacional, comenzando por el negocio de llamadas de larga distancia para el consumo de emigrantes.

La empresa colombiana Orbiexpress, filial de la segunda operadora de telecomunicaciones colombiana Orbitel, prevé alcanzar al cierre de 2005 una cuota del 5% en el mercado español de llamadas telefónicas internacionales, un negocio que el pasado año representó una facturación de 621 millones de euros.

Durante un acto celebrado en la Embajada de Colombia, en el que participó la embajadora, Noemí Sanín, Santiago Londoño, director general de la filial española, apuntó que Orbiexpress se dirige a un mercado de más de un millón de inmigrantes -incluidos los llamados 'sin papeles'- que gastan unos 30 euros mensuales en llamadas telefónicas.

Los giros a Latinoamérica mueven cada año 300.000 millones

La empresa colombiana ofrecerá a partir de mediados de este mes una tarjeta prepago de seis euros con la que los colombianos podrán llamar a su país durante 70 minutos 'reales'. Londoño aseguró que esta tarjeta tendrá un precio competitivo, que necesariamente no será el más barato del mercado, pero que asegurará al usuario que puede utilizar todos los minutos de llamadas que se le aseguren en el momento de la venta.

La operadora también lanzará el llamado Locutorio Orbiexpress a partir del primer trimestre de 2004.

El objetivo es crear un auténtico 'establecimiento de servicios integrados' para los inmigrantes latinoamericanos. Dispondrá de telefonía, Internet, envío de paquetes y envío de giros a Latinoamérica. Este último negocio, según el ejecutivo de Orbiexpress mueve anualmente 300.000 millones de dólares (248.400 millones de euros) , 'más que la inversión extranjera' cada 12 meses en Latinoamérica.

El grupo Orbiexpress explotará estos locutorios bajo régimen de franquicia por entre 10.000 y 20.000 euros por licencia y prevé que reportarán a sus propietarios rentabilidades que se situarán entre el 12% y el 15% en tan sólo tres años.

La compañía colombiana pretende alcanzar en un periodo de tres años una red de 60 locutorios, que estarán repartidos entre Madrid, Barcelona y el área de Levante.

Londoño reconoció que la entrada de Orbiexpress en el sector de los locutorios es una 'apuesta arriesgada', puesto que en España ya existen en torno a 4.500 locales de este tipo, pero subrayó que el modelo de negocio de la compañía elevará el estándar de calidad habitual y mejorará la transparencia de las tarifas.

Al margen de las tarjetas prepago y de los locutorios, la estrategia de Orbiexpress incluirá la prestación de servicios a operadores ya consolidados, de manera que éstos se puedan conectar a la red de la compañía para establecer su tráfico de llamadas hacia aquel país.

Un mercado de más de 400.000 personas

El negocio de Orbiexpress se dirige a los cerca de 400.000 inmigrantes hispanoamericanos que residen en España, según los últimos datos oficiales del Ministerio del Interior. Santiago Londoño matiza que residen muchos más que no están regularizados. En cuanto a su origen, el grueso de la inmigración procede de Ecuador y Colombia. En conjunto, la mujer predomina sobre el hombre y la edad media de ese colectivo es de 34 años. Más del 70% de estos residentes se declaran activos.