Participación

Una inmobiliaria familiar entra en el grupo Cortefiel con el 5,2% del capital

Tras unas semanas en las que las acciones de Cortefiel habían registrado importantes volúmenes de compra y se había extendido el rumor de que podría haber algún inversor institucional tomando posiciones, el grupo Hidafa ha desvelado que posee el 5,2% de la compañía textil. Hidafa, propiedad de la familia Gómez Sainz, se dedica al negocio inmobiliario, sobre todo en el norte de Madrid, donde tiene su sede. Entre sus actuaciones destacan la promoción de oficinas y viviendas en el municipio de Alcobendas.

El grupo, que ha adquirido la mayor parte de este porcentaje entre finales de octubre y mediados de noviembre, tiene intención de permanecer de forma estable en Cortefiel. 'Nos han informado de que se trata de una inversión financiera a medio o largo plazo, unos tres o cuatro años, que no son intervencionistas y que de momento no van a solicitar ningún puesto en el consejo de administración', comentaron fuentes de la empresa textil.

Un portavoz de Hidafa confirmó que este grupo podría ampliar hasta el 10% su participación en Cortefiel. La operación ha supuesto hasta el momento un desembolso cercano a los 29 millones, según fuentes de Cortefiel.

En el accionariado actual de Cortefiel figuran numerosas sociedades con porcentajes que varían desde el 7,2% de Darpat hasta el 5,13% de Hinober 88, según el registro de la CNMV (donde también aparece Inversiones Obanos con el 5,88% que ya no es accionista). Sin embargo, todas estas sociedades están en manos de la familia fundadora, los Hinojosa-García Quirós que en conjunto posee el 52% del capital de Cortefiel.

Ahora, otro grupo familiar, los Gómez Sainz, se han incorporado a la sociedad textil con el 5,2%. El resto está libre en el mercado bursátil.

El grupo ha realizado la mayor parte de sus actividades empresariales en México, donde vive casi toda la familia. Hidafa tiene unos recursos propios de 37,5 millones de euros; sus ingresos en 2002 fueron de 5,23 millones, un 17,7% más que el año anterior. El beneficio neto fue de 640.000 euros, frente a los 1,3 millones de 2001.

200 tiendas de Springfield en China

El grupo que preside Gonzalo Hinojosa ha firmado un acuerdo con China Ting Group, uno de los mayores grupos de fabricación y distribución textil en Asia, para abrir 200 tiendas Springfield en los próximos cinco años. Se trata de un acuerdo de franquicia que permitirá a Cortefiel extender su cadena más internacional en China sin realizar ningún tipo de inversión.

La compañía china tiene su origen en la fabricación de tejidos y prendas, pero en la década de los noventa entró en el negocio de la distribución de moda como licenciatario de la marca norteamericana de ropa de mujer Finity. De esta cadena ha logrado abrir un total de 200 puntos de venta.

Su estrategia, según una nota remitida ayer por Cortefiel a la CNMV, estaba centrada 'en encontrar una marca líder de hombre con perfil internacional para expandirse en este segmento de mercado, objetivo que alcanzarán a partir de ahora con el formato Springfield'.

Con esta operación, Cortefiel incrementará sustancialmente su poder de compra y su perfil internacional, lo que le permitirá seguir consolidando su negocio en Europa, donde también cuenta con un importante proyecto para extender su cadena de lencería femenina Women's Secret a través de franquicias.