Previsiones

El Banco de España quiere un superávit del 0,5% para 2004

El fuerte debate abierto en Europa sobre la vigencia del Pacto de Estabilidad está teniendo sus consecuencias también en la política presupuestaria española. Ayer, el gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, aprovechó el trámite parlamentario de los Presupuestos Generales del Estado para sugerir al Gobierno la conveniencia de dar un paso más en la política de equilibrio fiscal practicada desde el Ministerio de Hacienda.

Ante los vientos procedentes de Centroeuropa (Francia y Alemania), favorables a una reforma del citado pacto que flexibilice los límites máximos de déficit públicos permitidos, Caruana propuso dar una vuelta de tuerca más a la evolución de las cuentas públicas españolas, más saneadas que la media comunitaria.

Hace dos meses, ya propuso en el Congreso alcanzar un superávit para el conjunto de las Administraciones públicas (Estado, comunidades y municipios). Ayer, en la Comisión de Presupuestos del Senado, el gobernador se atrevió a dar una cifra: un 0,5% del PIB. La tesis de Caruana es ir ahorrando fondos para futuros imprevistos, sobre todo si se acelera el gasto interno.

Caruana apuesta por una paulatina recuperación de la actividad económica en lo que resta de año, de forma que el ejercicio acabe con un crecimiento medio del PIB del 2,3% 'o algo superior'. Si la aceleración del crecimiento se sostiene en el tiempo, la economía podría alcanzar el 3% en el segundo semestre de 2004, lo que ayudaría a mantener un superávit fiscal. De momento, el Gobierno calla, manteniendo sólo el objetivo de equilibrio para 2004, aunque parte de una posición muy cómoda, ya que prevé alcanzar un excedente presupuestario de similar cuantía ya este año. No obstante, el secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Ricardo Martínez Rico, recalcó ayer en el Senado que la posibilidad de situar las cuentas públicas en superávit en 2004 dependerá de que tenga lugar la prevista recuperación internacional.

'Ejecutaremos el presupuesto de forma muy firme en el gasto y veremos cómo evolucionan los ingresos', informa Europa Press. Su homólogo en el ministerio, el secretario de Estado de Hacienda, Estanislao Rodríguez-Ponga, se mostró favorable a una revisión del impuesto del patrimonio, aunque no matizó ni el momento ni la forma, por tratarse de un tributo cedido a las comunidades.

inflación 'Sería bueno limitar la indicación en los convenios'

l La lucha contra la inflación es otra de las preocupaciones del gobernador. A su juicio, las cláusulas de revisión salarial dificultan la necesaria reducción del diferencial de inflación entre España y la zona euro. 'Sería bueno limitar este mecanismo de indicación en los convenios', dijo en el Senado. Caruana aprovechó también para sugerir un cambio en el patrón de crecimiento económico español, excesivamente concentrado en la demanda interna, en detrimento del sector exterior. Para el gobernador, de cara a los próximos años sería necesario un modelo más equilibrado.