CincoSentidos

España, a por su segunda Ensaladera

Hay dos axiomas que acompañan al tenis: es uno de los deportes más individualistas y los aficionados, lejos de los hinchas del fútbol, respetan a los jugadores y guardan silencio en los puntos. Pero, ¿esto ocurre siempre? No. El último fin de semana de noviembre estas ideas saltan por los aires. Es la final de la Copa Davis. Mientras los jugadores aparcan sus egos y forman un equipo, el público olvida las normas de cortesía.

Australia y España son los protagonistas de la final de este año, que se jugará en el Rod Laver Arena de Melbourne a partir de la madrugada española del viernes.

El equipo español está formado por Juan Carlos Ferrero, Carlos Moyà, Feliciano López y Alex Corretja. Los dos últimos formarán una pareja de dobles inédita hasta ahora. Ayer confirmó Jordi Arrese, capitán del equipo, que Ferrero y Moya serán los jugadores de individuales, y se enfrentarán a Lleyton Hewitt y Mark Philippoussis. El doble australiano estará integrado por la veterana pareja Wayne Arthurs y Todd Woodbridge.

Con ésta son cuatro las veces que España ha llegado a la final de la Ensaladera y en todas ha tenido enfrente a Australia. Sólo ha ganado una vez. Ocurrió hace tres años, en el Palau Sant Jordi de Barcelona. Allí se jugó sobre tierra, la superficie favorita de los españoles, y en Melbourne el campo será de hierba, donde los australianos se desenvuelven mucho mejor.