CincoSentidos

El Festival de Sitges exhibe 'Kill Bill'

Kill Bill, la última película del director americano Quentin Tarantino, será el plato fuerte de la XXXVI edición del Festival de Cine Fantástico de Sitges que se inaugura hoy en la población costera barcelonesa. Pero parece que la incertidumbre sobre la presencia del director se mantendrá hasta el último momento.

Hace once años un desconocido Tarantino acudió a Sitges a presentar su primera película, Reservoir Dogs, y salió con los premios de mejor director y mejor guión bajo el brazo. Por el momento la dirección del festival no ha podido asegurar su presencia en el certamen, porque el director está trabajando ya en la producción de la segunda parte de Kill Bill. La primera, que se exhibirá el próximo sábado y que ya se ha estrenado en EE UU, está protagonizada por Uma Thurman, David Carradine, Lucy Liu y Daryl Hannah y narra la historia de una venganza.

La inauguración del festival correrá a cargo, al igual que el año pasado, de una película española, Cámara oscura, una producción de cine independiente del director catalán Pau Freixas, que cuenta una historia de terror psicológico con Silke y Unax Ugalde en el reparto.

La edición de este año, que se clausurará el próximo 7 de diciembre, prevé la proyección de 117 películas y 99 cortometrajes. El cierre del festival correrá a cargo de 11:14, de Greg Marcks, cuyo título hace referencia a la hora en la que convergen cinco historias que tienen en común un asesinato. Ni el largometraje que inaugura el certamen ni el que lo clausura concursan en la sección oficial, que cuenta con cuatro cintas españolas.

Para Ángel Sala, director del festival desde 2001, Sitges se ha convertido en 'la muestra de cine fantástico más grande del mundo y la más consolidada por el volumen de películas y por el esfuerzo presupuestario'. El director destacó también la mayor presencia de cine asiático en esta edición frente a una disminución de cintas independientes estadounidenses.