Previsión

Botín apuesta por el crecimiento de la economía brasileña a partir de 2004

El presidente del grupo español Santander Central Hispano, Emilio Botín, ha expresado su optimismo con las perspectivas de la economía brasileña, que puede comenzar en 2004 un período de crecimiento sostenido ya que "viene una década muy importante para Brasil. Eso es algo que se sabe y que hay que repetirlo". En un encuentro con periodistas en Sao Paulo, ha destacado que la política económica del gobierno brasileño, basada en un severo ajuste fiscal, "va en buena línea" y ayudará a que el PIB del país crezca alrededor del 4% en 2004.

El gobierno brasileño calcula que la economía nacional crecerá este año entre el 0,4 y el 0,8%, pero para 2004 espera una expansión de entre el 3 y el 4%. Según Botín, el Santander Banespa, denominación en Brasil del primer grupo bancario español, también espera crecer el año próximo un 4% en el país, apoyado en un aumento de su oferta de créditos. Así, ha reiterado que Brasil es una pieza esencial en el engranaje del grupo Santander, ya que el país ha absorbido la mitad de los 17.000 millones de dólares invertidos por el grupo Santander en Sudamérica.

Asimismo, el director del Santander para América Latina, Francisco Luzón, ha ratificado que hay muchos datos que refuerzan el optimismo con la economía brasileña, que tiene excelentes perspectivas para el trienio 2004-2006. Según Luzón, las perspectivas de una fuerte recuperación de la economía mundial, de un crecimiento de los países de América Latina en 2004 y 2005, así como el compromiso del gobierno del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, con la disciplina fiscal y las "reglas de juego democráticas", permitirán que Brasil pueda crecer "razonablemente" por un período largo.