'Caso Cepsa'

El Tribunal de Arbitraje obliga al SCH a mantener los acuerdos con Total

El Instituto de Arbitraje Internacional de los Países Bajos ha dictado un laudo, con carácter cautelar y provisional, en el que obliga al Grupo Santander a mantener los acuerdos accionariales que existían con Total para controlar la petrolera española Cepsa y que el banco consideraba nulos. Este dictamen es resultado de la denuncia que la petrolera francesa había presentado contra su socio en Cepsa, el SCH, por lanzar una Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) sobre la petrolera española y romper unilateralmente los acuerdos que mantenían desde 1990.

Según ha comunicado el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el laudo también prohíbe al Santander la venta o gravamen de las participaciones directas o indirectas en Somaen Dos, sociedad que posee el 33% de las acciones de la petrolera.

Además, ha prohibido al banco que preside Emilio Botín ejercer los derechos de las acciones de Cepsa que capte en la opa lanzada por el Santander sobre el 16% de la petrolera y cuyo periodo de aceptación concluyó ayer. En el comunicado a la CNMV, el banco ha señalado que esta medida cautelar supone ¢un grave perjuicio para los accionistas de Cepsa, en particular para los minoritarios¢. Además, añade, ¢estas medidas suponen el cierre del mercado a terceros¢.

SANTANDER 2,60 -6,66%

A la espera de conocer la aceptación de la opa

El plazo para aceptación de la oferta finalizó ayer pero los accionistas no conocerán hasta dentro de un par de días el porcentaje del capital que definitivamente pasará a manos del banco. Las cuatro bolsas españolas tienen cinco días para comunicar a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) los datos de los accionistas que han aceptado la oferta y el organismo supervisor dispone de otros tres días para hacerlos públicos, aunque habitualmente, estos trámites se realizan en dos ó tres días, como máximo.

El Santander no ha puesto ninguna condición para declarar exitosa la opa, por lo que adquirirá todas las acciones que acepten su oferta, hasta el máximo del 16 %, aunque si se supera esta cifra, se verá obligado a hacer un prorrateo entre todas las aceptaciones. El banco no puede adquirir un porcentaje superior porque actualmente ya posee los derechos políticos sobre algo más del 33% del capital de Cepsa y si tras la opa superara el 50% se vería obligado a presentar una oferta sobre el 100% del capital, posibilidad en la que no está interesado.

Si el grupo presidido por Emilio Botín adquiere el 16 % por el que ha ofertado, elevará su participación económica al 36,14% y sus derechos de voto a más del 49% , después de desembolsar 1.199 millones de euros. La petrolera franco-belga Total poseerá el 45,28 % del capital, Internacional Petroleum Investment (IPI) mantendrá el 9,5 % y Unión Fenosa, el 5%.