Fondos

La inestabilidad geopolítica favorece la renta fija

La última semana los fondos de inversión que se distribuyen en España redujeron su rentabilidad media acumulada en 2003 desde el 8,05% de la semana anterior hasta el 6,55%.

Se produce una reducción en la rentabilidad de la renta variable prácticamente en todas las zonas geográficas, desde España a EE UU y desde Japón a Brasil. La caída es más suave en la eurozona (en España no llega al 2%), y más acentuada en los mercados emergentes, donde ronda el 5% en la mayor parte de ellos, y llega a ser espectacular en la India, donde se reduce un 10%, desde el 57,51% hasta el 47,55%.

Todo esto no quiere decir que los mercados de renta variable se hayan comportado especialmente mal. En general, lo que se observa es el típico movimiento lateral o de consolidación que sigue a una corrección de los precios tras fuertes subidas como las que se produjeron entre marzo y septiembre. En fases como ésta, suelen incluso alternarse los días de retroceso con otros de fuertes recuperaciones.

De hecho, el comportamiento de los mercados de renta variable ha sido bastante bueno, dada la acumulación de noticias de signo negativo que se han estado produciendo a lo largo de la semana: atentados en Estambul en dos días diferentes y casi seguidos; incremento de la inestabilidad y de los ataques en Irak contra las fuerzas norteamericanas o de la coalición; continuación de la investigación por parte de la fiscalía a las compañías gestoras de fondos de inversión en los EE UU, con un número creciente de empresas investigadas que gestionan casi un 15% del patrimonio en fondos que hay en ese país; detenciones en Wall Street de un grupo numeroso de operadores del mercado de divisas; etc.

Se podría decir que estamos en una de esas etapas en las que los mercados no se dejan intimidar demasiado por los acontecimientos negativos, aunque tampoco reaccionan con entusiasmo ante las buenas noticias que, en esta semana pasada, procedían del ámbito empresarial: por ejemplo, los buenos resultados de Hewlett-Packard.

La evolución de los fondos que invierten en renta variable de los mercados emergentes del este de Europa continuó siendo más bien desfavorable, fundamentalmente porque se mantiene el tipo de inestabilidad que ha venido agitando el mundo político y empresarial ruso. Esta semana la oleada vendedora la provocó una investigación de Hacienda a la compañía petrolera Sibneft, cuyo control había sido tomado por el grupo enfrentado al Gobierno, Yukos.

La depreciación del dólar contribuyó al deterioro de las rentabilidades de los fondos que invierten en EE UU; o que lo hacen globalmente y mantienen buena parte de su cartera en activos denominados en dólares. Precisamente por la depreciación del dólar no se ha notado el efecto favorable que sobre la cotización de la deuda norteamericana ha tenido el incremento de la incertidumbre geopolítica. Esa mejora sí se trasladó a los fondos que invierten en renta fija euro. En España les permitió pasar desde una rentabilidad acumulada de 1,69% hasta un 1,86%.

La depreciación del dólar juega en contra de los fondos que invierten en EE UU