Inmobiliaria

Rato asegura que el precio de la vivienda se moderará sin "ajustes bruscos"

El ministro de Economía, Rodrigo Rato, ha pronosticado hoy una desaceleración en el aumento del precio de la vivienda, que ha subido un espectacular 16,7% en el último año. No obstante, Rato ha vuelto a descartar un "ajuste brusco" o efecto burbuja en el mercado inmobiliario y ha atribuido el encarecimiento de la vivienda a la mejora del empleo.

Rato ha lanzado este mensaje optimista ante la asamblea anual de la Asociación de Promotores y Constructores (APCE). Durante su intervención, el vicepresidente ha negado una vez más que exista una burbuja inmobiliaria, argumentando que los precios de la vivienda no son artificiales, sino que normalmente responden a su valor real, si bien ha admitido que "pueden estar sobrevalorados entre un 8 y un 20% como apunta el Banco de España".

En cuanto a las causas del imparable aumento del precio de los pisos, el ministro tiene una explicación un tanto compleja. Según él, la vivienda está desorbitada porque se crea mucho empleo. Así, al haber más trabajo la renta de los hogares españoles sube como la espuma, lo que provoca un aumento en la demanda de viviendas al ser uno de los valores más seguros. Rato ha remachado su teoría asegurando que "la sociedad española quiere ser una sociedad de propietarios inmobiliarios".

Al hilo de estas explicaciones, ha asegurado que el endeudamiento de las familias se ha visto compensado en buena parte por el descenso de los tipos de interés, provocando una reducción del esfuerzo medio para comprar vivienda en 20 puntos porcentuales respecto a la registrada en 1996. En este contexto, ha defendido los incentivos fiscales establecidos a la compra de una vivienda porque "constituyen un buen instrumento para favorecer el ahorro de los ciudadanos a largo plazo" como demuestra el hecho de que la riqueza inmobiliaria de las familias equivale actualmente a cuatro veces el PIB, frente a las 3 veces que suponía en la década de los 90.

Pacto del suelo

En lo que se refiere al mercado del suelo, Rato ha manifestado su preocupación" por la "lentitud" en la creación de terrenos urbanizables y ha pedido un "cambio" en el sistema para dotar al proceso de un "mayor dinamismo" que genere una competencia real y así se consiga moderar los precios de la vivienda.

A este respecto, ha recordado la iniciativa del ministro de Fomento, Francisco Alvarez Cascos, con el objeto de lograr un pacto estatal en materia de suelo que evite los problemas derivados de compartir competencias entre Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos. "Es urgente establecer un acuerdo político en esta materia", ha añadido Rato.