Téxtil

Artesanos Camiseros introducirá su negocio en tiendas tradicionales

El fabricante de camisas a medida Artesanos Camiseros ha dado un giro a su estrategia comercial para introducir su modelo de negocio en tiendas multimarca. Hasta ahora la compañía comercializaba su producto en locales específicos; de hecho, ya cuenta con 170 establecimientos, de los que 32 son propios y el resto, franquiciados. Pero para mantener el ritmo de crecimiento de los últimos años, la cadena ha debido ampliar sus miras hacia otro sistema de comercialización.

'Uno de los grandes problemas que tenemos es encontrar locales adecuados. Con esta fórmula, creamos un espacio de Artesanos Camiseros dentro de una tienda multimarca que esté en el lugar idóneo, con ello, además, ganamos de forma inmediata la clientela de la propia tienda. Para ésta supone ampliar su negocio con un nuevo servicio y sin prácticamente ninguna inversión', comenta Francisco Moreno, presidente y principal accionista de la compañía.

Este nuevo concepto de tienda dentro de una tienda o córner (en argot) está especialmente dirigido a ciudades de tamaño medio donde resulta difícil encontrar una ubicación que haga rentable la implantación de una tienda de Artesanos Camiseros. También se ha concebido como fórmula de entrada en algunos mercados extranjeros. La enseña ya está presente en 20 países con un total de 47 tiendas.

Esta modalidad se ha iniciado como prueba piloto en abril de este año y en sólo ocho meses se han logrado incorporar 26 tiendas bajo este sistema de franquicia. 'La gran apuesta para 2004 son los córners. Nuestro objetivo es abrir unos 50 en España y más de 20 en el extranjero', comenta Moreno. Para ello, la empresa ha creado una división comercial específica.

Desarrollo de Investrónica

Artesanos Camiseros pondrá también en marcha el próximo año un nuevo sistema de corte automático en la fábrica que posee en Manzanares (Ciudad Real). Para ello ha firmado un acuerdo con Investrónica (ligada al grupo El Corte Inglés) que se encarga de desarrollar la tecnología y el sistema informático.

Esta máquina, adaptada para el corte de una sola tela, pues es camisería a medida, permitirá incrementar la producción. La empresa, con una plantilla de 230 personas, prevé facturar este año 15 millones de euros. Incluidas las franquicias la facturación rondará los 27 millones.