Aerolíneas

La guerra de precios daña el beneficio de Easyjet

La continua guerra de precios, entre las aerolíneas de vuelos baratos, el conflicto de Irak y los costes de integración de Go han hecho mella en los resultados de Easyjet, que ayer anunció una caída del 28% en su beneficio antes de impuestos, hasta los 72,4 millones de euros, para el conjunto de su ejercicio fiscal, cerrado en septiembre.

Easyjet, que compite por el primer puesto en el mercado de vuelos baratos con la irlandesa Ryanair, está sufriendo además la entrada de compañías tradicionales como British Airways, que imita el modelo de estas aerolíneas en sus vuelos europeos y que ya vende la mitad de sus billetes por Internet.

Además, la firma se ha visto obligada a hacer recortes adicionales de tarifas para llenar los asientos de sus aviones tras haber incrementado su capacidad un 38% en la primera mitad de su ejercicio y un 17% en la segunda. La facturación aumentó un 69%, hasta los 1.331 millones de euros y el número de pasajeros lo hizo en un 79% y se situó en 20,3 millones.