Inflación

El IPC francés aumenta tres décimas por la subida del tabaco

El índice de precios de consumo (IPC) subió un 0,3% en octubre en Francia, lo que supone un avance anual del 2,2%, según los datos definitivos divulgados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

La inflación subyacente, de la que se excluyen los volátiles precios energéticos y agroalimentarios, subió un 0,2% en octubre y un 1,7% en doce meses. El IPC armonizado, que permite comparar la evolución de los precios en Francia con la de los otros países de la Unión Europea, aumentó también dos décimas el mes pasado y un 2,3% en un año.

Los humos del precio del tabaco

Según el INSEE, la subida inflacionista se debe principalmente al fuerte encarecimiento del tabaco, al que se sumó el aumento de otros productos manufacturados y los servicios sanitarios, así como el leve avance de los precios petroleros.

El 20 de octubre, se aplicó una subida de entre un 18 y un 20% en los precios de los cigarrillos, impuesta por el Gobierno, que ha decidido otra de magnitud similar para enero próximo, provocando la cólera de los estanqueros. Tras una huelga general, la primera del sector, París se vio obligado a prometer una congelación de las alzas impositivas sobre ese producto durante cuatro años y compensar con ayudas la bajada de las ventas.

Mientras, el INSEE, que integró un avance del 6,8% de los

precios del tabaco en sus cálculos de octubre, ya ha adelantado que el resto del encarecimiento se reflejará en la inflación de noviembre.

En cuanto al resto de cargas, el índice de los precios alimentarios bajó un 0,4% por el abaratamiento del 3,6% en los productos frescos. Pero se encarecieron los productos manufacturados tres décimas, y una, respectivamente, los energéticos y los servicios.