Fondo de capital riesgo

Inova reduce el capital a la mitad al sumar pérdidas de 55 millones desde su creación

Inova Capital, el fondo de capital riesgo orientado a los sectores de telecomunicaciones y nuevas tecnologías y controlado por Juan Abelló, ha sido otra de las víctimas de los negocios surgidos al amparo del boom de Internet, que arrancó con fuerza en 2000.

La racionalización en este sector también ha llegado a Inova, que se ha visto obligado a reducir a la mitad su capital, para situarlo en 43,4 millones.

El ajuste contable se ha debido a la necesidad de equilibrar el balance de la compañía, que desde su fundación hace tres ejercicios, en marzo de 2000, sólo ha registrado pérdidas. Los resultados negativos acumulados en esos tres ejercicios han superado los 54,8 millones.

En 2000 perdió poco más de dos millones, pero al año siguiente el resultado negativo se disparó a los 34,4 millones, para contabilizar también pérdidas en 2002, en este caso de 18,3 millones.

Junta de accionistas

El fondo, que participa en nueve empresas, decidió aprobar en su última junta de accionistas la citada reducción de capital, realizada a través de un recorte a la mitad del valor nominal de los títulos, hasta los 50 céntimos.

Este fuerte recorte del capital no ha supuesto cambios en el accionariado, según fuentes de la compañía, puesto que Juan Abelló se mantiene como el principal inversor a través de su sociedad Torreal, que controla el 48%. Ibersuizas sigue con otro 25%, mientras que GB inversiones mantiene el 20% del capital y el Banco Pastor, el 7% restante.

Inova Capital, pese al revés sufrido por los negocios relacionados con Internet, aspira a estrenarse este año con los beneficios, sobre cuya cuantía no realiza previsiones. El fondo ya está en números negros, al menos al entrar en el último trimestre de 2003, una vez que las actividades relacionadas con Internet parece que han superado su peor momento.

Las empresas participadas por Inova le han exigido acudir a continuas ampliaciones de capital, por el ritmo vertiginoso de crecimiento impuesto por los negocios de nuevas tecnologías, sobre todo a través de la compra de compañías.

Ahora, las empresas han ralentizado los planes de inversión, en un sector que también ha rebajado drásticamente sus tarifas. Es el caso, por ejemplo, de IT Deusto, donde Inova controla el 23,8% del capital.

Esta compañía, con sede en Bilbao, había planificado una agresiva estrategia de crecimiento que le llevó a anunciar el año pasado unas inversiones de 210 millones hasta 2005 para la compra de empresas del sector. Con el cambio de dirección, ahora está gestionada por Abel Linares, IT Deusto, que emplea a 1.800 personas, ha atenuado sus planes pasados, entre los que figuraba la salida a Bolsa, un evento que debiera haberse producido en 2001, según el diseño inicial de una empresa relacionada con Internet que también fue constituida en 2000, el año de referencia de las actividades relacionadas con la Red.

Los analistas de esta industria confían en la reactivación a corto plazo del comercio electrónico, entre otras actividades, que parece que hasta ahora no han respondido a las expectativas sobre los volúmenes de ventas que podía generar.

Cambios

En su última junta de accionistas, Inova acordó reducir a la mitad su capital, a través de un recorte del 50% del valor nominal de los títulos, que pasaron a valer 50 céntimos. Los inversores aprobaron la operación, que no ha cambiado el accionariado.