CincoSentidos

Cambios para ganar capacidad

Dos años después de su puesta de largo, y tras un importante éxito comercial, el Nissan X-Trail se actualiza con algunos cambios estéticos centrados, fundamentalmente, en el frontal y el habitáculo.

En lo referente al frontal, el coche cuenta ahora con nuevos paragolpes, que se hacen extensivos a la zaga y que permiten una longitud total cinco centímetros menor. En otras palabras, el X-Trail se hace más compacto y, en consecuencia, más capaz para practicar una conducción todoterreno exigente -mejoran sus ángulos de entrada y salida-. El parachoques delantero incorpora nuevos antinieblas circulares, mientras que el trasero recibe reflectores encastrados de idéntica silueta; además, los grupos ópticos posteriores cuentan ahora con tulipas de tono rojo.

En el interior, la gama al completo se beneficia de un salpicadero remozado, que monta mandos y pulsadores más fáciles y cómodos de utilizar. Se mantiene la instrumentación en disposición central, pero en las unidades que tienen sistema de navegación se incluye un display de cristal líquido y a color de grandes dimensiones. En lo mecánico, el motor de gasóleo de 2,2 litros incrementa el rendimiento hasta llegar a 136 CV, de modo que la velocidad punta sube hasta 180 km/h, mientras que el paso de 0 a 100 km/h se reduce a 11,5 segundos.

Nissan reemplaza la mecánica turbodiésel 2.2, de 114 CV, por un propulsor similar, pero con 136 CV

Mucho más capaz que antes, por tanto, no resiente el valor de gasto medio, homologado en unos contenidos 7,2 l/100 km.

Sí se mantienen, sin embargo, los propulsores de gasolina 2,0 -140 CV- y 2,5 -165 CV-, el último disponible de manera opcional con una transmisión automática de cuatro marchas -manual de cinco para el resto de la gama-. Los precios de los nuevos X-Trail, ya disponibles en la red de concesionarios Nissan con terminaciones -en función del motor- Comfort, Sport y Elegance, parten de 23.590 euros y alcanzan los 35.000 euros.