Ocio

La patronal del bingo denuncia un exceso de presión fiscal

La patronal del empresarios del juego del bingo, un sector que el año pasado movió 3.667 millones de euros, ha denunciado un exceso de la presión fiscal que limita su desarrollo empresarial. Del volumen total que se maneja en las salas, el 64,5% se devuelve en forma de premios, el 23,5% corresponde a impuestos específicos y el 12% es el porcentaje de ingresos que les queda a las compañías. De ahí deben deducir los costes de personal, local, gastos generales y otros impuestos comunes.

'Esta excesiva presión fiscal supone el doble de los ingresos de las empresas y es muy superior al que soporta cualquier otra actividad empresarial tanto dentro del sector del juego como fuera de él', señala la patronal que prepara aciones concretas de cara a las administraciones autonómicas. El juego está transferido a las comunidades.