Demanda

Microsoft y sus rivales confían en haber convencido a Monti

Los rivales de Microsoft cantaron ayer victoria al término de la audiencia celebrada por la Comisión Europea para dirimir los cargos presentados contra la multinacional estadounidense. Los representantes de las empresas que acusan a Bill Gates de prácticas comerciales abusivas concluyen que el careo permitirá a Bruselas adoptar una dura decisión contra Microsoft.

Pero la multinacional sigue buscando un acuerdo amistoso con la Comisión Europea que ponga fin al expedientes y Bruselas no descarta esa posibilidad. Esta resolución 'pacífica' del conflicto evitaría coletazos judiciales en el Tribunal de Justicia de la UE, donde Microsoft podría recurrir cualquier decisión oficial de la CE.

El tribunal ha revocado cuatro importantes decisiones de la Dirección General de Competencia de la Comisión en menos de dos años. Y en los próximos meses se espera una sentencia tan significativas como la del recurso contra el veto impuesto por el comisario de Competencia, Mario Monti, a la fusión de las empresas estadounidenses General Electric y Honeywell.

Las empresas que se han revuelto contra el monopolio de Gates, entre las que figuran nombres tan importantes como Sun o AOL, animan a Monti a no arredrarse ante la amenaza de un pleito judicial. 'Las intervenciones de Microsoft durante los tres días de audiencia han sido muy espectaculares, pero sus argumentos han comenzado a naufragar tan pronto como se les ha cuestionado el fondo de los mismos', valoraba ayer una fuente del lado contrario a la multinacional.

Monti dispone ahora de varios meses para sopesar su veredicto, que puede incluir una multa del 10% de la facturación de Microsoft o limitaciones a sus prácticas comerciales.