_
_
_
_
_
Motor

S&P rebaja la calificación de Ford y la deja a un paso de bono basura

Standard & Poor's extendió las rebajas a la deuda a corto plazo, que ha pasado de A-2 a A-3. El mercado, según las fuentes de mercado consultadas ayer por Bloomberg, ya esperaba esta decisión desde hace tiempo. La única duda residía en la perspectiva, que ayer quedó en estable. La agencia sólo prevé que el segundo fabricante estadounidense consiga una 'mejora limitada' de los resultados durante el próximo ejercicio.

Los inversores, por sorpresa, acogieron la noticia del recorte con un alza del 3,8%, probablemente aliviados por la perspectiva estable y porque ya habían descontado el recorte.

Así, 'de cualquier forma como se mida los resultados consolidados estarán bajo par', según el informe emitido ayer. Y eso que, según S&P, la compañía conseguirá beneficiarse en EE UU de la reducción de costes. Sin embargo, para que surta efecto, este recorte debería ir acompañado de una recuperación de la demanda y de una reducción de la presión sobre los precios.

'En Europa', prosigue, 'las medidas de reestructuración deberían ayudar a reducir los niveles alarmantes de pérdidas'. Además, las previsiones se verán afectadas 'por la presión sobre precios y la persistencia del exceso de capacidad'. Ford ha perdido 6.400 millones de dólares en dos años.

A través de su director financiero, Don Leclair, el fabricante se mostró ayer en desacuerdo con la decisión tomada por S&P. 'La rebaja de rating', declaró, 'no refleja en absoluto la situación actual de nuestros negocios ni los progresos que hemos realizado en los últimos dos años'. El directivo añadió que la firma ha superado sus estimaciones de reducción de costes (hasta 2.348 millones de euros) y ha incrementado su liquidez (41.740 millones), lo que les sitúa 'en camino' para conseguir los objetivos para 2003. De hecho, S&P alabó ayer su 'satisfactoria' flexibilidad financiera.

Sin embargo, la rentabilidad sigue cayendo y Ford va a incrementar los descuentos para el todoterreno F150. Esta decisión no debería tener nada de extraño, dada la carrera comercial emprendida por Ford y GM para mantener su cuota frente a sus rivales nipones. Lo malo es que este es uno de sus modelos más rentables y hace sólo dos meses que se introdujo una nueva versión que, se suponía, iba a reducir la necesidad de incentivos. En octubre, S&P recortó el rating a Daimlerchrysler de BBB+ a BBB y reafirmó los de GM en BBB.

Valencia espera la adjudicación 'inminente' del nuevo Focus

Desde que Ford decidiera retirar a la planta de Genk en Bélgica la futura fabricación de la nueva versión del Ford Focus, la planta valenciana de la multinacional del óvalo está esperando que se confirme algo que se da por hecho: que junto a Saarlouis (Alemania) producirá el modelo de mayor éxito de la compañía en Europa, tal y como ya ocurre con la versión actual. Ayer los sindicatos, tras reunirse con la dirección, aseguraron que la adjudicación 'es inminente'. La visita del presidente de Ford Europa a la planta de Almussafes prevista para finales de este mes es la base del optimismo.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_