CincoSentidos

Un portátil para los nómadas

Peso y autonomía. Son los dos puntos clave que determinan la portabilidad de un ordenador. Pero el usuario que busca un PC de viaje también tiene que encajar otras prestaciones que marcan diferencias como la pantalla, el procesador, las posibilidades de conexión, la unidad óptica o la memoria. Cada usuario piensa en su propio portátil ideal y el mercado en los últimos tiempos está ofreciendo soluciones satisfactorias para casi todos.

Hoy se pueden encontrar portátiles por debajo de los 800 euros (Airis Gea 510). La constante bajada de precios ha disparado sus ventas. Según fuentes de Toshiba, el 30% de los ordenadores vendidos en España son portátiles. Esta cifra aumenta mes a mes y las previsiones apuntan a que para el año 2007 los portátiles superarán el 50% de las ventas globales de ordenadores (algo que ocurre desde hace tiempo en Estados Unidos).

Esta comparativa va más allá del portátil económico. Las máquinas profesionales seleccionadas conjugan peso y autonomía con otras prestaciones básicas para el usuario nómada.

De entrada, no es fácil encontrar equipos profesionales por 1.200 euros. Portátiles que incorporen procesador Centrino (autonomía), unidad óptica y que, además, estén comunicados. Acer y Airis tienen dos modelos que cumplen a rajatabla estos requisitos por un precio similar: 1.249 y 1.299 euros, respectivamente. Dos ordenadores con un rendimiento parecido, ambos con una autonomía de hasta cinco horas, pero que también presentan algunas diferencias. El Airis (Pragma 650) es algo más pequeño y ligero, incorpora salida de TV y un lector-grabador de tarjetas de memoria. Por su parte, el de Acer se acompaña de un paquete de programas para empezar a funcionar nada más comprar el equipo.

El modelo de Samsung (X05) está dirigido a los aficionados que buscan movilidad y prestaciones. Aunque lo hace a cambio de sacrificar su autonomía (hasta dos horas), la firma coreana también ofrece una solución para esto sin aumentar demasiado el peso. Añadiendo una batería adicional de 160 gramos, el equipo funciona sin problemas durante cuatro horas y media sin enchufarlo a la red eléctrica.

El HP Compaq NC4000 es un ordenador ultraligero (tiene un peso de 1,58 kg) capaz de funcionar hasta siete horas sin necesidad de recargar la batería. Dos puntos que, como es lógico, elevan su precio (2.133 euros). Está orientado al profesional y opcionalmente puede equiparse con tecnología sin cables. Por unos 2.000 euros, la firma americana Dell ofrece un modelo muy competitivo con el de HP. El Latitude X300 también incorpora un procesador Centrino y apenas pesa 1,3 kg.

Las firmas japonesas Sony y Toshiba se llevan la palma del peso con sus respectivos modelos Vaio PCG-TR1 y Portégé R100. Los dos incluyen las últimas tecnologías para la transmisión de datos sin cables (Bluetooth. Wi-fi) y destacan por su perfecto acabado, su delgadez (en torno a 1,5 cm.) y ligereza (el Toshiba apenas pesa 1 kg).