Telefonía Móvil

Telefónica Móviles gana sólo en nueve meses un 40% más que en su mejor ejercicio

El negocio en España ha estado tirando en solitario de los resultados de Telefónica Móviles durante todo el año y, cuando además se ha juntado con la recuperación de Latinoamérica, la combinación ha sido histórica. En nueve meses, la operadora ha obtenido un beneficio neto de 1.257,5 millones de euros, que se comparan con unas pérdidas millonarias provocadas por el saneamiento de las operaciones de telefonía UMTS en Europa.

Telefónica Móviles ha conseguido estos resultados mezclando crecimiento orgánico y adquisiciones, pero la clave ha estado en el tercer trimestre. Porque el ejercicio de 2003 ha ido nítidamente de menos a más, sobre todo porque su comienzo fue tambaleante. El primer trimestre del ejercicio estuvo muy afectado por el impacto negativo de los tipos de cambio, hasta el punto de que Telefónica Móviles registró la primera caída en ventas de su historia. Pero a partir de ahí inició la remontada, apoyada en España e impulsada por Latinoamérica. No sólo las divisas han empezado a mostrar su mejor cara entre julio y septiembre -más favorable incluso será el cuatro trimestre-, sino que el negocio también ha acompañado.

Así, aunque los ingresos acumulados a septiembre muestran un crecimiento moderado del 7%, los del tercero crecen a una tasa del 15,4% -la mayor desde el inicio de 2002-. Con la recuperación de la facturación en la mano, Telefónica Móviles no ha tenido ningún problema en seguir con su estricto control de costes -los gastos incluso caen en los nueve primeros meses- para lograr crecimientos del Ebitda del 18,7% y del 27,4% en el acumulado del año y en el tercer trimestre, respectivamente.

La operadora estudia denunciar a Vodafone ante la Comisión Europea

Con más ingresos y menos gastos, la mejora de la rentabilidad es la consecuencia directa. El margen de Ebitda está ya en el 46,1% y más espectacular es el logrado en España; es del 54,3%, uno de los más elevados del sector en el mundo.

A partir de la línea del Ebitda, los resultados son más dispares. Las amortizaciones suben, aunque las menores pérdidas de empresas asociadas -Médi Telecom e IPSE- lo compensan parcialmente. La limpieza periódica del fondo de comercio también se eleva, pero no lo suficiente como para deslucir el resultado final.

A destacar. Todo a favor

España

Al igual que los de su matriz, los resultados de Telefónica Móviles España han ido de menos a más. En el tercer trimestre, el crecimiento de los ingresos ha superado el listón del 10%, aunque el acumulado está todavía en el 8,7%. También sube el ingreso medio por cliente, que roza ya los 30 euros.

Latinoamérica

Aunque España sigue representando el 75% de los ingresos del grupo y el 88% del Ebitda, Latinoamérica ha pisado el acelerador en el trimestre. Las operadoras de esta zona aportan crecimiento al Ebitda entre julio y septiembre por primera vez en el año, aunque todavía no logran revertir la tendencia global.

Brasil

Si México es el país donde se concentran muchas esperanzas de crecimiento en el futuro, Brasil es el que las hace realidad en el presente. El tipo de cambio es negativo, pero aun así aporta crecimiento. En moneda local, los ingresos suben un 55% y el Ebitda, un 67,5%. En México, la caída del peso reduce las pérdidas.

Economía ve indicios de abuso de posición dominante

En la información de Telefónica Móviles sobre sus resultados trimestrales no todo fueron buenas noticias, aunque las malas no procedieron de ninguna partida de la cuenta de resultados. Ha sido más bien el Ministerio de Economía el que ha puesto la nota discordante.

Hace muy pocas fechas que la operadora ha recibido el pliego de concreción de hechos de la investigación que el Servicio de Defensa de la Competencia (SDC) realiza por una demanda de MCI Worldcom y en este documento el departamento dependiente de Economía deja claro que cree que existe abuso de posición dominante.

Fuentes conocedoras del procedimiento aseguran que Telefónica Móviles no es la única implicada. MCI demandó también a Vodafone y Amena, y el SDC considera igualmente que han abusado de su posición. Las tres son sospechosas de realizar prácticas anticompetitivas en los precios mayoristas de terminación de llamadas en las redes celulares.

Ahora, las afectadas tienen un plazo de 15 días para presentar sus alegaciones, a lo que seguirá la remisión del caso al Tribunal de Defensa de la Competencia.

Pero si Telefónica Móviles es la demandada en una causa sobre precios, también es la demandante en otra. La operadora está estudiando presentar una denuncia formal contra Vodafone ante la Comisión Europea. Móviles considera que el líder mundial del sector realiza prácticas discriminatorias al aplicar entre las empresas del grupo unas tarifas de llamadas internacionales que luego no hace extensibles a terceros.

Telefónica Móviles recurrió en primera instancia ante el Tribunal Arbitral, pero esta institución ha decidido declararse incompetente. Pero la compañía española cree que tiene argumentos sólidos que defienden su pretensión y por eso se plantea ahora intentar demostrarlos ante la Comisión Europea.