Límites

La CECA asume que el Banco de España limite el control de cajas sobre bancos

El presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Juan Ramón Quintás, entiende como algo 'razonable' que el Banco de España limite que las cajas compren bancos con el fin de que no controlen sus órganos de gobierno.

En la presentación de un estudio sobre el ahorro familiar ayer en Ávila, donde se celebró el 125 aniversario de Caja Ávila, Quintás se explayó en explicar los mensajes que el supervisor bancario ha lanzado a las cajas y los que, que sepa la CECA, nunca ha enviado. Al hilo de las noticias aparecidas sobre estas advertencias, Quintás dijo que la única objeción del Banco de España que conoce es a que 'adquieran una posición de control que les permita gobernar el banco' que compren. 'Comprendo' esta postura, admitió, aunque también especificó que muchas cajas no la comparten.

'Nunca' el supervisor ha puesto objeciones a que las cajas 'adquieran entidades para luego convertirlas en parte de su red', de hecho, 'muchas veces hemos sido estimuladas a ello', remachó. Y 'jamás' el Banco de España ha dado el mensaje de que no quiere que las cajas compren acciones en empresas.

Puso, además como ejemplo de modelo de crecimiento el Banco de Valencia, que compró hace años Bancaja, un caso que el Banco de España siempre ha mirado con lupa. Como publicó ayer este diario, fuentes de las entidades aseguran que el supervisor teme que las compras de bancos por parte de cajas abran una vía de politización en los consejos de estas entidades. El detonante ha sido la venta del Zaragozano y del Atlántico, por los que varias cajas han mostrado interés.

En cuanto a las normas de transparencia de la Ley del Mercado de Valores, Quintás reiteró que 'se nos han pedido más exigencias que a otras sociedades' y pidió igualdad en estas obligaciones de transparencia. 'No hay un enfrentamiento entre el Banco de España y las cajas'.

Consenso en las enmiendas

Las cajas han demandado modificaciones en las normas de transparencia aprobadas en julio. Tanto PP como PSOE y CiU se han declarado a favor de aprobar estos cambios vía enmiendas a la Ley de Acompañamiento de Presupuestos. PP y PSOE apuestan por llegar a un consenso, según ambas partes. El plazo para presentarlas acabó ayer.

Las enmiendas del PP introducirán un cambio para que las comisiones que tienen que crear las cajas para supervisar las inversiones estén formadas por miembros 'elegidos de entre los consejeros', así alejan el temor a que entren más representantes políticos en este órgano. Estas comisiones deben estar reguladas por sus propios reglamentos y estatutos para evitar consejos paralelos.

Otra de las enmiendas estipulará que las cajas sólo tengan que informar de 'créditos, avales o garantías' -en vez de todas las operaciones, como reza el texto actual- concedidas a representantes de organismos públicos o partidos representados en los órganos de gobierno de la caja, y no de todos los implicados en el proceso electoral para elegir el consejo y la asamblea. El PSOE presentará este texto y otros dos encaminados a que las cajas tengan los mismos requisitos en comisiones de inversión y de retribuciones que el resto de cotizadas. CiU quiere incidir en sus enmiendas en la competencia de las autonomías para regular en materia de cajas.

'No hay burbuja inmobiliaria'

La radical escalada de precios que ha sufrido la vivienda en los últimos cinco años no se puede calificar de burbuja inmobiliaria, según el presidente de la CECA, Juan Ramón Quintás. 'Todos los datos apuntan a que no hay una burbuja sino una sobrevaloración de entre el 12% y el 20%', matizó.

Y de nuevo volvió a dejar claro con sus palabras que las cajas 'poco podemos hacer' para frenar la demanda de créditos para financiar la compra de pisos.

Recordó que las cajas, con una cuota de mercado superior al 50% en hipotecas, muestran tasas de morosidad en mínimos históricos, por debajo del sistema financiero en su conjunto.

Las cajas conmemoraron el Día Mundial del Ahorro que se celebra hoy con la presentación ayer en Ávila de un estudio sobre el ahorro familiar. En paralelo, se conmemoró el 125 aniversario de Caja Ávila con la inauguración, por parte del Rey, del centro de obra social de la caja.