Cinco Sentidos

Repostería para honrar a los difuntos

La festividad de Todos los Santos marca un hito en el calendario, y no es casualidad que se celebre en otoño, cuando castañas, almendras o batatas se encuentran en su mejor momento, ni que con estos productos se elaboren dulces típicos para honrar a los difuntos.

Por estas fechas las pastelerías llenan sus escaparates con golosísimos bocaditos de consumo exclusivamente estacional. Buñuelos de viento y huesos de santo se toman en toda España, a excepción de Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, donde es habitual comer panellets, aunque el origen de todos estos dulces esté en la repostería árabe. No se sabe con exactitud cuándo se empezaron a elaborar, aunque es una tradición con siglos a sus espaldas -el cocinero de Felipe III habla de los buñuelos en un tratado de 1611-. Los antecedentes, en cualquier caso, están en distintos panes que en la Edad Media se repartían entre los pobres el Día de los Difuntos, y cuyos nombres no dejaban lugar a dudas: los panet de mort menorquinos, los panes de ánimas o el pan de caridad, en casi toda España. Panes simples y sencillos, con claras connotaciones religiosas que, con el tiempo, han devenido en estas ricas golosinas que se cotizan entre 22 y 38 euros el kilo.

Tiendas

Horno de San Onofre, Madrid. (Tel.: 915 329 060). Buñuelos, 22,50 euros/kg; huesos y panellets, 27 euros/kg.

Mauri, Barcelona. (Tel.: 932 151 020). Panellet piñones, 37,50 euros/kg; panellets variados, 34,50 euros/kg.

Barrenetxe, San Sebastián. (Tel.: 943 424 482). Huesos, 31 euros/kg; buñuelos, 26,44 euros/kg.

Villanueva, Valencia. (Tel.: 963 510 341). Huesos, buñuelos y panellets, todos a 38 euros/kg.