Congreso Aecoc

Inditex incrementará un 15% su inversión en 2004, hasta los 690 millones

El grupo textil Inditex invertirá 690 millones de euros en el año 2004, un 15% más que este año, y lo dedicará, principalmente a la apertura de 360 nuevas tiendas, a los centros logísticos y a la reforma de establecimientos. El vicepresidente y consejero delegado de Inditex, José María Castellanos, ha participado hoy en el congreso de Aecoc que se celebra en Barcelona, donde ha hablado de las claves del modelo de éxito de Zara.

Castellanos ha explicado que de las nuevas aperturas 80 serán tiendas de Zara y que Inditex incrementa anualmente un 20% su facturación, aunque sólo el 5% se refiere a incremento de ventas y el resto se debe a la facturación de las nuevas aperturas. Inditex tiene ocho cadenas, aunque la principal es Zara que representa el 72% de las ventas y el beneficio del grupo, 1.776 tiendas en un total de 48 países, el año pasado facturó 4.000 millones de euros y obtuvo unos beneficios de 438 millones de euros.

Según ha explicado Castellanos, Inditex se plantea lanzar nuevas cadenas de tiendas, aunque no a corto plazo, por lo que todavía no tiene ningún proyecto en este sentido.

INDITEX 21,03 1,50%

La estrategia del grupo pasa por afianzar su posición en Europa, donde ahora realiza el 78% de las ventas, el 46% de las mismas viene de España, y se centrará en consolidar su posición en los países en los que ya tiene presencia en lugar de abrir nuevos mercados. El vicepresidente de Inditex ha explicado que el grupo es un modelo de "negocio atípico" en muchos sentidos, como por ejemplo en que no hace publicidad en los medios de comunicación.

Ha dicho que entre el 40 y el 50% de la producción de Inditex se produce en España para poder servir con rapidez a las tiendas todo lo que tiene un "alto contenido en moda", cuyas ventas compensan los costes más altos de fabricación, mientras que otros tipos de productos se fabrican fuera. Castellanos ha insistido en el Código de Conducta que ha incorporado la compañía y ha dicho que el grupo ha hecho una auditoría de la cadena de producción y ha tenido que dejar de trabajar con más de 100 proveedores, el 50% de ellos españoles, que no cumplen su código ético, como permitir el trabajo infantil, la discriminación social o sexual, o el no respeto al medio ambiente.