'Vending'

Benetton franquicia la explotación de sus máquinas de preservativos

La empresa catalana Dominion Investments acaba de poner en el mercado la explotación de máquinas dispensadoras de preservativos de la marca United Colors of Benetton mediante franquicia, dirigida a inversores no profesionales del vending. Según el responsable de ventas de Dominion, Carlos Quintana, 'se trata de un negocio pensado para personas que tengan la tarde libre o que quieran montar su primer negocio sin hacer una gran inversión'.

La venta de preservativos en máquinas expendedoras representa sólo el 4% del mercado, frente al 73% de las farmacias y el 20% de los supermercados e hipermercados. 'El vending es incipiente en España, excepto en tabaco', apunta Carlos Quintana. En España se han instalado 6.000 máquinas de preservativos Benetton desde que Dominion empezó la distribución hace cuatro años. La máquina es exclusiva de la empresa española, que la ha adaptado incluso para su más directo competidor, Durex. 'Es la mejor y más resistente máquina del mercado', afirma Quintana.

Los buenos resultados de la distribución de la marca en España han permitido a Dominion no sólo renovar el contrato exclusivo con Benetton, sino ampliarlo a toda Europa y América del Sur. La compañía catalana se prepara ahora para iniciar la distribución en Italia, cuna de la firma de la familia Benetton. Ambas compañías negocian la extensión del contrato exclusivo a América del Norte, donde la venta a través de máquinas expendedoras está mucho más extendido.

Desde 10.000 euros de inversión

Quienes quieran entrar en el negocio de vending de preservativos pueden hacerlo desde una inversión de 10.000 euros, el contrato más pequeño, que incluye la propiedad de 12 máquinas y un stock inicial de 576 preservativos. De la búsqueda de ubicación para las máquinas y de su colocación se encarga Dominion, lo que ahorra al franquiciado la negociación con propietarios de locales. La inversión inicial incluye un curso de formación, un lector de datos, un programa informático de gestión y una máquina contadora de monedas. 'El socio sólo tiene que ir cada cierto tiempo a recoger el dinero, reponer el producto y pagar la comisión al dueño del local', explica Quintana.

Para inversores más emprendedores, la empresa franquiciadora ofrece otros tres contratos de 15.000 euros y 18 máquinas, 20.000 euros y 25 máquinas y 40.000 euros y 56 máquinas, respectivamente. Cuanto mayor es el contrato, mejores son las condiciones tanto de compra de las máquinas como en stock inicial y precio del producto de reposición. Los franquiciados que se acojan a un programa de crecimiento establecido por la empresa tendrán exclusividad en su zona.

El objetivo de Dominion es instalar a corto plazo 2.000 dispensadoras en España. Sus responsables calculan que a largo plazo en el mercado español cabrán 120.000 aparatos de este tipo. 'El mercado es incipiente y tiene que crecer mucho', afirma Carlos Quintana. Los preservativos de Benetton, adornados con colores de fantasía, se fabrican en Tailandia.

Rentabilidad hasta el 58%

Tres euros vale en las dispensadoras un paquete de tres preservativos.

El precio para el franquiciado oscila entre 0,70 y 0,85 euros, según tenga en explotación más o menos máquinas.

La comisión del establecimiento donde se instala la máquina es del 20% del precio sin IVA (60 céntimos), por lo que el margen neto oscila entre 1,50 y 1,35 euros.

La rentabilidad para el franquiciado, según Dominion, oscila entre el 45% para los inversores pequeños y el 58% para los que compren 56 máquinas.